La policía detuvo a un hombre que intentó entrar en la Catedral de San Patricio con dos bidones de gasolina.



El detenido, procedente de la vecina Nueva Jersey, es un viejo conocido de la policía y llegó a derramar un poco de gasolina antes de ser detenido por un agente, ha explicado a la CNN John Miller, miembro de la policía de Nueva York.

“Es difícil decir exactamente cuáles fueron sus intenciones, pero creo que la totalidad de las circunstancias de un individuo caminando en un lugar icónico como la Catedral de San Patricio, que lleva gasolina, líquido para encendedores y encendedores es algo que genera preocupación”, dijo Miller.



Según la versión policial, el detenido explicó en el momento de su arresto que atravesaba la catedral para llegar a Madison Avenue y que su coche se había quedado sin gasolina. Posteriormente, ha explicado Miller, fue revisado el coche y se pudo comprobar que sí tenía combustible.

Se desconoce la identidad del detenido, al que los agentes describieron como “emocionalmente perturbado”. A pesar de la información con la que se cuenta hasta ahora, los investigadores aseguran que aún es pronto para decir el motivo del acto y si se trata de terrorismo.

En la memoria de los agentes está el incendio esta misma semana de la Catedral de Notre Dame. La de San Patricio, datada de 1879, es un icono en la ciudad.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente