En un adelanto de su nuevo libro titulado "Ella miente", Margarita Stolbizer acusó a la ex mandataria por "lavado de dinero y enriquecimiento ilícito", y por usar una red de prestanombres



La exdiputada Margarita Stolbizer y la abogada Silvina Martínez presentarán esta semana ante la Justicia una nueva denuncia por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero contra Cristina Kirchner, a quien acusarán -junto al presunto testaferro Osvaldo Sanfelice- de ser "socios ocultos" de una empresa "cuasimonopólica" que se dedica a digitalizar documentos públicos. También pedirán un pedido de indagatoria contra Sanfelice por la compra del hotel Waldorf, en pleno centro porteño.

En el programa La Cornisa, que se transmite por América, Stolbizer y Martínez sostuvieron que la empresa de digitalización certificada de documentos públicos y privados, denominada Lakaut y creada en mayo de 2009, tendría como socios ocultos a la candidata a vicepresidente y al propio Sanfelice junto con su esposa, Marta Leiva.



Las socias fundadoras de la ONG Bajo la lupa explicaron que el gobierno kirchnerista -a través del entonces flamante titular de la AFIP, Ricardo Echegaray- "creó la necesidad de archivar, copiar, digitalizar y certificar los documentos físicos" y que después "facilitó las condiciones para que Lakaut empezara a realizar el trabajo de manera casi monopólica".

Martínez y Stolbizer presentaron, además, su libro "Ella Miente. Cristina y los dos mil millones de dólares", que resume las denuncias judiciales contra la exmandataria. Afirman allí que "así como el exvicepresidente de la Nación Amado Boudou se quiso quedar sin éxito con la máquina de hacer billetes (la empresa Ciccone Calcográfica), Sanfelice se habría quedado en silencio y efectivamente con la máquina de digitalizar documentos públicos", que solo el año pasado le generó una facturación de $380 millones.

Como prueba de la presunta vinculación, las denunciantes afirman que Sanfelice compró, a metros de la quinta de Olivos, una casa de tres pisos que presentó como una de las sedes de Lakaut, y que le habría costado U$S 640 mil.

Stolbizer y Martínez le pidieron además al juez federal Daniel Rafecas, con carácter de urgente y haciendo valer su condición de amicus curiae, que llamen a indagatoria al mismo Sanfelice, porque entienden que ya no queda ninguna duda de él no compró el Hotel Waldorf con su dinero, sino que lo hizo a nombre del fallecido expresidente Néstor Kirchner.

La exdiputada y su abogada recordaron que el contador de la familia Kirchner, Víctor Manzanares, confesó, en su carácter de arrepentido, que el ex presidente Néstor Kirchner le había prometido un sueldo de U$S40 mil para controlar a Sanfelice en la administración del Waldorf y otros hoteles que el exmandatario pensaba comprar en Ushuaia, Tierra del Fuego, antes de su fallecimiento, en octubre del año 2010.


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente