Argentina mereció mas pero cayó 2-0 ante Brasil y quedó eliminada de la Copa América

El seleccionado nacional perdió por 2-0 ante el local y deberá jugar por el tercer puesto el sábado que viene. Gabriel Jesús y Firminho, los goles.

Argentina Brasil Semifinales Copa America

Argentina no pudo con Brasil y se quedó afuera de la final de la Copa América, tras caer por 2-0 en una de las semifinales disputada en el en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

El equipo de Lionel Scaloni pagó caro una desatención sobre los 18 del primer tiempo, que significó la apertura del marcador por parte de Gabriel Jesús.

En el complemento, un contragolpe rápido del seleccionado local tomó mal parada a la defensa argentina y Roberto Firmino selló el 2-0, a los 25 minutos.

Argentina no fue superado ampliamente en ningún momento del encuentro. Por el contrario, planteó un encuentro parejo, que por momentos se volvió muy friccionado.

Pero claro, careció de la eficiencia en el arco contrario que sí tuvo el local. Pruebas cabales de ello fueron el cabezazo de Sergio Agüero que impactó en el travesaño y un zurdazo de Lionel Messi, que sin brillar jugó su mejor partido en el torneo, que se estrelló en el palo.

Hasta el primer gol, y luego de esa conquista, Argentina estuvo firme. Tuvo en el radar a Arthur para que no elabore juego, controló con eficiencia a Philippe Coutinho y Everton, y por lo general evitó las trepadas de Dani Alves.

Sin embargo, en la primera que el experimentado lateral por la derecha logró escalar, generó la acción que desniveló el juego. Dejó dos argentinos en el camino, tocó a la derecha para Firmino y el centro rasante al medio del delantero de Liverpool encontró a un solitario Gabriel Jesús, que solo empujó.

Argentina no desesperó, y comenzó a tener un poco más la pelota. Messi, que muchas veces bajó hasta el mediocampo para buscar posesión, pudo controlar en velocidad en campo contrario en un par de oportunidades, y en una de ellas sirvió a Agüero para el gol, pero el Kun demoró y su remate dio en Marquinhos.

De esa dupla nació la jugada más clara de la primera etapa para Argentina. Fue un tiro libre pinchado del capitán que Agüero peinó y la pelota pegó en el travesaño. Nadie pudo soplar el rebote.

El conjunto albiceleste, que también estuvo cerca del primero con el partido 0-0 con un intento desde lejos de Paredes, se fue al descanso con la sensación que mereció un poco más, ante un equipo local que no pudo mostrar todo su repertorio.

El complemento encontró a Argentina un tanto más incisivo que su rival. En 11 minutos, el balance dio tres ocasiones contra una en favor del equipo albiceleste.

Lautaro Martínez débil desde la medialuna, Rodrigo De Paul por arriba y un zurdazo al palo de un Messi que jugó su mejor partido en el torneo, fueron las acciones que encendieron la ilusión argentina. Coutinho, luego de una carambola, tuvo el segundo para Brasil.

El mejor momento argentino se eclipsó con el segundo tanto de Brasil. Un contragolpe letal encabezado por Gabriel Jesús y culminado por Firmino.

Nervios de impotencia aparecieron en el equipo de Lionel Scaloni, que se contagió de lo que sucedió en el campo de juego, después que aparecieron unos lujos brasileños, y otra vez fue amonestado.

Nada hubo para hacer en ese último tramo del juego. Argentina ya no inquietó y Brasil se sintió cómodo.

Argentina continúa sin ganarle a Brasil en torneos oficiales, en una racha que ya es de catorce años. Esta noche en Belo Horizonte, sin embargo, estuvo más cerca de lo pensado.

Brasil jugará el domingo la gran final en el estadio Maracaná ante el triunfador de Chile-Perú, que jugarán mañana en Porto Alegre. Argentina, en tanto, deberá seguir esperando para romper la sequía de 26 años sin títulos.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.