Iris Annabel Goldsmith, heredera de las familias Goldsmith y Rothschild, falleció en un accidente de quad en la granja familiar del condado de Somerset, en Reino Unido.



Iris Annabel Goldsmith, heredera de las dos familias financieras más poderosas de Europa, los Goldsmith y los Rothschild, falleció a los 15 años tras sufrir un accidente de quad en la granja familiar del condado de Somerset, en Reino Unido.

La adolescente conducía el quad por el terreno de la propiedad cuando el vehículo volcó. Según indicó la prensa británica, Iris Annabel Goldsmith quedó atrapada debajo. Aunque un helicóptero, una ambulancia y equipos de emergencia se trasladaron al lugar, los médicos no pudieron hacer nada para reanimarla.

En un comunicado, la policía de Avon y Somerset aclaró que "la muerte de la niña no está siendo tratada como sospechosa", y que ahora centrarán sus esfuerzos en averiguar las causas del siniestro.

"Es un accidente terrible. Iris era una delicia absoluta, todos en la familia la adoraban. Era bella, encantadora, inteligente, la persona más maravillosa que se pueda conocer", declaró un amigo de la familia al diario británico Daily Mail.

Iris Annabel Goldsmith era la hija mayor del magnate de las finanzas Ben Goldsmith y de Kate Rothschild, heredera de una importante familia de banqueros. A ambos se les calcula una fortuna conjunta de casi 350.000.000 de euros (USD 394.000.000).

La pareja, padres además de otros dos niños, Frank, de 13 años, e Isaac, de 11, se divorció en el año 2012. Ella inició entonces una relación con el rapero estadounidense Jay Electronica, mientras que él rehizo su vida dos años después con Jemima Jones, hermana de la artista londinense Quentin Jones.

En el momento del accidente, la adolescente se encontraba con su madre en la granja. Ben Goldsmith jugaba un partido de cricket en el condado de Surrey, que suspendió de inmediato para dirigirse hacia la finca. Según informó el diario Daily Mail, ambos se encuentran completamente devastados por la pérdida.

El director del instituto Wycombe Abbey, centro académico en el que Iris Annabel estudiaba, expresó la conmoción de la escuela por el fallecimiento prematuro de la alumna.

"Era una estudiante amable y cariñosa que adoraba a su escuela y sus amigas y se comportó de manera impecable. Es una tragedia que nos hayan quitado a una niña tan talentosa y vivaz".

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente