Desestiman que se reemplace a Smartmatic, la empresa a cargo de la transmisión de datos, como pidió este martes el kirchnerismo a través de una medida cautelar.



El recurso de amparo que presentó este martes el kirchnerismo para apartar a la empresa Smartmatic del proceso electoral fue recibido con frialdad por la Justicia. Fuentes judiciales y del Gobierno indicaron que no hay posibilidad de que se acepte la propuesta del Frente de Todos, cuando faltan apenas cuatro días para las PASO.

En la medida cautelar que presentó ante el Juzgado Federal con Competencia Electoral de María Servini, el kirchnerismo pidió que se ordene no utilizar el software de transmisión de telegramas y conteo de votos de la compañía en las primarias, las elecciones generales y en un eventual ballottage. Hasta anoche, la Justicia no se había expedido. En paralelo, la Cámara Electoral intimó a la Dirección Nacional Electoral a entregar el código fuente del software (detalles de la programación) que se utilizará el domingo, lo cual ya estaba previsto por el Gobierno, que convocó para hoy a los partidos para presentarles en detalle cómo funciona.

El texto de la cautelar, de 49 páginas, está firmado por el apoderado del PJ, Jorge Landau, y exige dejar "sin efecto la aplicación del proceso de digitalización de los telegramas de escrutinio de cada mesa, transmisión y contabilización de los resultados provisorios" porque el "servicio contratado lesiona, restringe y altera en forma actual e inminente derechos y facultades de los partidos políticos representados en la alianza, sus legisladores, afiliados y los candidatos que competirán en las elecciones".

Así, el Frente de Todos arremetió contra la empresa que tendrá este año su debut a cargo del escrutinio en reemplazo de Indra. La oposición cuestiona que el servicio tiene importantes vulnerabilidades técnicas.

"Solicitar el apartamiento de Smartmatic a cuatro días de las elecciones solo busca cuestionar el proceso electoral de manera irresponsable", dijeron en el Ministerio del Interior, donde volvieron a exponer el malestar por los reiterados planteos del Frente de Todos sobre la transparencia de los comicios. Y agregaron: "La adjudicación a Smartmatic se hizo mediante una licitación pública internacional transparente, que no fue cuestionada ni por la Justicia, ni por la oposición, ni por las otras empresas intervinientes".

La contratación de la empresa costó 16.899.000 dólares, la mitad de lo que Indra le cobró al Estado en 2015 (33 millones de dólares).

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente