El equipo de Valverde lo había dado vuelta en el segundo tiempo, pero por una mano de Piqué en el área Osasuna logró igualarlo. El Culé solo sumó 4 puntos de 9 posibles.



Osasuna, con un tanto de penal de Roberto Torres a los 81 minutos, truncó la reacción de Barcelona, que lo había dado vuelta en el segundo tiempo con goles de Ansu Fati y Arthur. Fue 2-2 en Pamplona.



El joven de tan solo 16 años había despertado del letargo al Barcelona y con su gol lideraba la remontada del conjunto de Ernesto Valverde, que buscaba su segundo triunfo seguido en LaLiga y parecía tenerlo a mano tras el gol, obra del brasileño Arthur Melo, que también había arrancado en el banco.

Valverde recurrió en el descanso al joven canterano tras una primera parte para el olvido, en la que Osasuna lo había sorprendido a los siete minutos con el gol de Roberto Torres.

La entrada de Ansu Fati -reemplazó a Nelson Semedo- no pudo ser más brillante. Debutó la fecha pasada ante el Betis y en El Sadar fue un auténtico revulsivo. A los cinco minutos de la reanudación marcó con un preciso remate de cabeza. Se convirtió así en el goleador más joven de la historia del Barcelona y en el tercero de la Liga.

La mejoría del Barcelona se concretó con el tanto de Arthur a los 19 del complemento, pero una mano de Gerard Piqué en el área el juez no dudó en pitar el penal, que Roberto Torres convirtió en el empate final.


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente