Con más del 50.80% de las mesas escrutadas, Rodolfo Suárez supera el 51% de los votos. Anabel Fernández Sagasti dijo que “la diferencia es irremontable”



Con el 50% de la mesas escrutadas, el frente oficialista Cambia Mendoza se impone con el 51,04% de los votos ante el kirchnerismo, que obtuvo el 34,03%. Protectora Fuerza Política sacó el 8,25% y el FIT, 3,20%.

Pasadas las 20, la primera en salir a hablar fue la candidata kirchnerista Anabel Fernández Sagasti quien reconoció que la diferencia a favor del oficialista Rodolfo Suárez era “irremontable”. No obstante, aseguró que en su espacio están “muy contentos” por la gran cantidad de votos que obtuvieron.

“La diferencia es irremontable, he llamado al próximo gobernador para felicitarlo. Estamos muy contentos porque sabemos que nuestro frente venía reconstruyéndose y hemos logrado una gran cantidad de votos en Mendoza”, aseguró la senadora de La Cámpora. También agradeció la labor de los militantes y fiscales de mesa.

Minutos después, la vicegobernadora Laura Montero se mostró satisfecha debido a que la participación superó el 82%. “La gente ha valorado la gestión y los cambios estructurales. Este esfuerzo requiere de más de un período y por eso se lo están transmitiendo a Rodolfo Suárez", señaló.

Por su parte, la primera figura del ámbito nacional en salir a festejar la victoria fue el candidato a senador por la ciudad de Buenos Aires, Martín Lousteau, quien calificó a Alfredo Cornejo como “el mejor gobernador de la Argentina” y aseguró que la “gente vota a una persona que resolvió los problemas”.

“Suárez ganó por su gestión también y por la de Cornejo. Argentina tiene que mejorar la gestión estatal”, dijo el dirigente radical.

El diputado nacional de la UCR y presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, señaló que “la gente distingue y elige” pero reconoció que “tampoco hay que confundirse, eso no garantiza ningún resultado nacional”. Aunque agregó: “Es un aporte significativo en el clima que está viviendo la Argentina".

Este resultado representa una dura derrota para La Cámpora debido a que Fernández Sagasti era la única candidata de esta agrupación que aspiraba a gobernar una provincia. Además, la senadora mantiene una relación de mucha cercanía con Cristina Kirchner, quien la apoyó desde el inicio de la campaña.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente