Tras igualar 2-2 ante el Magnus brasileño, el Xeneize perdió por 3-1 en la definición por penales y finalizó segundo en Tailandia.



Boca Juniors perdió hoy por penales (5-3) tras igualar 2-2 ante Magnus de Brasil en la final de la Copa Intercontinental de futsal, que se disputó en Bangkok Arena de Tailandia.

El equipo argentino estuvo dos veces arriba en el marcador por los goles del paraguayo Richard Rejala y Kevin, en contra, pero los brasileños lo igualaron a través de Marinho y Leozinho, forzaron el alargue y en los penales se impusieron por 5-3.

El club paulista obtuvo por tercera vez el título luego de las conquistas en 2016 y 2018, mientras que Boca alcanzó por primera vez el segundo puesto y superó el tercer lugar que había logrado en 2011.

El equipo dirigido por Hernán Basile e integrado por muchos jugadores del seleccionado argentino, vigente campeón del mundo, completó una gran actuación e incluso tuvo posibilidades de ponerse 3-1 pero no pudo ante la jerarquía del ahora tricampeón mundial.

Los representantes brasileños mantienen su hegemonía en el torneo intercontinental con nueve títulos en 17 ediciones.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente