La Academia le ganó al Arse en el Cilindro con goles de Darío Cvitanich y Lisandro López y cerró su tercera victoria consecutiva. Nicolás Giménez empató de forma transitoria.



Racing Club le ganó hoy 2-1 un partido complicado y accidentado a Arsenal de Sarandí, en el estadio Cilindro de Avellaneda, por la séptima fecha de la Superliga, y acumuló su tercer éxito consecutivo.

Los goles del equipo de Eduardo Coudet los anotaron los delanteros Darío Cvitanich y Lisandro López, en tanto que Arsenal había empatado momentáneamente por intermedio de un golazo de tiro libre de Nicolás Giménez.



Después de un flojo comienzo de torneo, Racing se encarriló y sus tres victorias seguidas le permiten tener doce puntos y quedar a cinco del líder Boca Juniors.

Los dos equipos jugaron más de un tiempo con diez hombres: Franco Sbuttoni vio la roja directa por un cabezazo sobre Cvitanich y en el local sumó dos amarillas el volante Nery Domínguez.

El partido comenzó difícil para Racing, ya que Arsenal presionó en el medio y bajo la conducción de Giménez le generó peligro sobre las espaldas de los laterales. El visitante fue agresivo y permanentemente se acercó al área defendida por Arias.

La más clara de Arsenal se dio antes de los cinco minutos iniciales, con una avivada de Giménez desde lejos que casi se le mete al arquero.

Racing pudo salir de a poco del asedio y encontró espacios en la última línea rival y Gagliardo se lo evitó a Barbona en un mano a mano.

Finalmente, el partido se abrió por medio de una pelota parada en un córner desde la izquierda y un cabezazo de Cvitanich, con la complicidad de Gagliardo, para el 1-0, en 26.

Dos más tarde, el panorama se oscureció más para Arsenal porque vio la roja directa el defensor Sbuttoni, por aplicarle un cabezazo a Cvitanich. El encuentro siguió siendo intenso y, con Arsenal atacando, Domínguez sumó su segunda amarilla en 32 para que los dos conjuntos jueguen con 10.

En el arranque del segundo tiempo, Arsenal volvió a meter a Racing contra Arias y llegó al empate a los 8, con un tiro libre que se metió en el ángulo ejecutado por Giménez, desde la izquierda.

Con el empate, a Racing le costó y tuvo unos minutos de confusión, aunque volvió a sacarle jugo a la pelota parada. Iban 18, cuando Donatti bajó un córner para que López la pueda empujar al fondo del arco y establezca el 2-1.

Arsenal no tuvo energías para encontrar una nueva igualdad y Racing casi estira la brecha con un cabezazo de Donatti, una de las figuras, que dio en el travesaño.

Racing lo ganó por jerarquía y por pegar en los momentos justos para seguir subiendo en la tabla.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente