El “Granate” y el conjunto entrerriano igualaron 1 a 1. Gabriel Díaz abrió el marcador a los 6 minutos del primer tiempo para el local y Lautaro Acosta lo igualó a los 2 minutos de la segunda etapa.



Patronato y Lanús quedaron a mano este viernes en Paraná, donde empataron 1-1 por la octava fecha de la Superliga Argentina de Fútbol.

De todas formas, el balance para ambos lejos está de ser positivo, porque el equipo local necesitaba ganar para alejarse de la zona baja de los Promedios y porque Lanús buscaba alcanzar a Boca, al menos momentáneamente, en lo más alto de las posiciones.



Gabriel Díaz puso en ventaja a Patronato en los primeros minutos del encuentro, mientras que Lautaro Acosta sentenció la igualdad en el inicio del complemento.

El segundo capítulo, mucho más intenso que el primero, entregó grandes emociones y enalteció las figuras de Matías Ibáñez, arquero local, y Agustín Rossi, su colega Granate.

Casi nada había sucedido en el partido cuando Gabriel Díaz, con polémica, a los 5 minutos, abrió la cuenta para el conjunto entrerriano.

Todo Lanús le reclamó al árbitro Fernando Espinoza una supuesta falta de Díaz sobre Lautaro Valenti al momento de impactar la pelota con su cabeza, a la salida de un tiro de esquina desde la izquierda.

El reinicio del partido luego del descanso trajo novedades importantes, porque Acosta peleó una pelota hasta las últimas consecuencias y decretó el empate al minuto de juego.

A partir de allí llegó lo mejor del partido en el estadio Presbítero Bartolomé Grella.

Ibáñez se lució ante sendos intentos de José Sand y Carlos Auzqui, y Rossi protagonizó una espectacular atajada para contener un cabezazo de Gabriel Ávalos.

Los dos buscaron el arco contrario, conscientes de que el punto era escaso para lo que ambos buscaron en la capital entrerriana.

Sin embargo, el marcador no volvió a moverse y ambos conjuntos quedaron con la sensación de haber sumado un punto con sabor a poco.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente