Partido cargado de polémicas entre los Tiburones Rojos y los Tigres



Los Tiburones Rojos del Veracruz tuvieron una semana muy tormentosa que terminó, futbolísticamente, de la peor forma. La protesta realizada por los jugadores del Escualo en el campo generó una dolorosa derrota por 3-1, en parte tampoco buscada por los Tigres de la UANL. La jornada 14 del Apertura 2019, sin duda quedará escrita como una lamentable página en la historia del fútbol mexicano.

El silbatazo inicial presentó a un Veracruz pasivo en el campo, la pelota en los pies de Sebastián Jurado se encontraba sin disputarse, sin embargo, tras más de un minuto, Tigres ejerció una ligera presión, por lo que el arquero se vio obligado a despejar. Lo inmóvil de los jugadores escualos fue "aprovechado" por Eduardo Vargas, quien sin ser presionado sacó disparo lejano que se incrustó a la meta local, ante el asombro de todos los presentes.



La incredulidad generada en el estadio continuaba; no se sabía si por la pasividad de los jugadores el gol contaría, fue entonces cuando llegaría un nuevo disparo a gol, ahora de parte de André-pierre Gignac. Con el 0-2 en contra, con los reclamos de los jugadores del Felino, y con más de cinco minutos sin jugarse, el Veracruz entraría en acción.

Lo sucedido en el trámite del juego fue solo una anécdota. El chileno Vargas marcó el tercero de Tigres, mientras que Colin Kazim-Richards descontó para el Veracruz en el final del encuentro.

Los futbolistas del Veracruz están molestos porque, de acuerdo con el presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFPRO), Álvaro Ortiz, algunos llevan hasta seis meses sin cobrar su sueldo, y otros tuvieron que sacar a sus hijos de las escuelas y comenzar a buscar nueva residencia por no poder pagar la renta. La desesperante situación y la falta de empatía de los dirigentes forzó a la plantilla a tomar medidas más drásticas y a mitad de semana anunciaron que no se presentarían al duelo con Tigres.

Aunque Fidel Kuri, duelo del equipo, admitió en repetidas ocasiones que hay una deuda con los jugadores, la mayoría no presentó quejas porque muchos tienen acuerdos verbales por cantidades más altas que las asentadas ante la Liga MX. Kuri explicó que los futbolistas aceptaron el trato verbal porque, para pagar lo que le exigían, pidió incluir cláusulas por rendimiento que no fueron aceptadas por los jugadores.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente