Un testigo contó que un hombre armado apuntó y apuñaló a las personas "al azar", mientras pronunciaba palabras inentendibles en un parque lleno de familias y niños pequeños. Hay un detenido por el ataque.

Ataque terrorista en Reading

La Policía británica calificó hoy como un ataque "terrorista" el apuñalamiento masivo de anoche en la localidad de Reading (en Berkshire, sudeste de Inglaterra), en el que tres personas murieron y otras tres resultaron heridas de gravedad.

La policía del Valle del Támesis explicó en un comunicado que la policía antiterrorista confirmó la naturaleza del ataque, apenas horas después de que hubiesen anunciado lo contrario.

Más tarde, el subjefe de la policía antiterrorista británica, Neil Basu, explicó que ayer un hombre de 25 años de esa localidad fue detenido después de atacar con un cuchillo a varias personas que se encontraban en los jardines del Parque Forbury alrededor de las 19.

Según la BBC, el atacante es un "solicitante de asilo libio de 25 años llamado Khairi Saadallah", que se cree podría sufrir una enfermedad o trastorno mental.

Basu informó que el motivo del ataque aún no está claro, pero aclaró que no hay ningún elemento que sugiera que hubo alguien más involucrado en la agresión.

Un testigo contó que un hombre armado apuntó y apuñaló a las personas "al azar", mientras pronunciaba palabras inentendibles en un parque lleno de familias y niños pequeños. Dijo que vio al atacante apuñalar "en el cuello y debajo de los brazos" a tres hombres de mediana edad que estaban sentados y luego se dio vuelta y corrió para atacar a otros.

En un primer momento, la policía dijo que no creía que el ataque estuviera relacionado con el terrorismo. Pero esta mañana, la Policía contra el Terrorismo (CTP) anunció que el ataque se declaraba como un "incidente terrorista".

Hasta el momento, cuarenta y un testigos se presentaron y la policía está pidiendo a cualquier otra persona que pueda tener información que se ponga en contacto. Mientras tanto, Basu dijo que la policía estaba trabajando con los especialistas forenses para identificar formalmente a las víctimas y elogió el accionar de los agentes desarmados de la Policía del Valle de Támesis, que detuvieron al sospechoso.

Por su parte, el primer ministro Boris Johnson, calificó el ataque como "espantoso" y dijo que estaba "horrorizado".

"No quiero obstaculizar el trabajo de la policía y su investigación sobre lo que sucedió en este caso. Pero si hay cambios que deben hacerse en nuestro sistema legal para evitar estos eventos, no dudaremos en tomar esa medida", expresó.

Post a Comment