La artista reconocida falleció a los 54 años. La noticia circuló por las redes y finalmente confirmaron su deceso.

Adiós a Rosario Bléfari, faro de la música independiente argentina

La actriz, poetisa y figura emblemática de la movida rockera independiente de la Argentina, Rosario Bléfari, falleció hoy a los 54 años en la ciudad pampeana de Santa Rosa tras un ataque cardiaco. La actriz de "Rapado" y "Silvia Prieto" se había trasladado a La Pampa a cuidar de su padre y porque ella era inmunodeprimida ya que había enfrentado un tratamiento contra el cáncer, pero su salud se deterioró y falleció anoche, según informaron allegados a la ex líder del influyente grupo Suárez.

Para la escena independiente argentina, Rosario Bléfari fue -seguirá siendo- un faro. Desde su debut con Suárez en 1989, el rock y el pop alejado de las fórmulas más convencionales encontraron un nuevo modo de expresión. La banda recurrió a una combinación poco frecuente de tempos fuertes y melodías suaves. La intensidad era una más de las variables expresivas en sus composiciones. Aunque no alcanzó la fama de propuestas más destinadas al gran público, es imposible pensar en el sonido de la música contemporánea argentina sin Suárez, que es lo mismo que decir sin Bléfari.



Fue también actriz, también independiente. Su filmografía es amplia, pero probablemente sus películas más importantes las realizó con Martín Rejtman. Tanto el largometraje debut del realizador (Rapado, la película de 1995 que, despreciada por el INCAA de esos años, fue la piedra fundacional del Nuevo Cine Argentino) como la genial comedia con sordina Silvia Prieto -donde fue protagonista junto con Vicentico y el primer rol importante de Valeria Bertucelli- sincronizaban perfectamente con el resto de su obra. En Silvia... especialmente, logró una actuación "de autor". Su carrera en el cine continuó en paralelo a la musical y la literaria; entre los últimos títulos importantes de ese costado de su trabajo se encuentra La idea de un lago, de Milagros Mümenthaler.

Tres poemarios y dos libros de cuentos representan su trabajo literario, de una sensibilidad y una precisión léxica totalmente contemporáneas. Su carrera musical excede, también, el trabajo con Suárez (cuatro álbumes y un EP entre 1989 y 1994. Además de ese trabajo, la cantante y compositora lideró otras dos bandas:, Sue Mon Mont, con la que editó un álbum y un EP entre 2014 y 2015, y Los mundos posibles, con la que editó Pintura de guerra en 2018. Con su muerte, se cierra una carrera de las más influyentes en el sonido contemporáneo argentino y de habla hispana en general.

Post a Comment