Empieza a definirse el paro: La CGT acordó que sea entre el 4 y el 6 de abril

Se definirá por votación en la reunión del Consejo Directivo del próximo martes.



La conducción de la CGT negó hoy que Gobierno la haya contactado antes o después de la movilización y confirmó que "el jueves de la semana que viene el Consejo Directivo" se reunirá par analizar la convocatoria a un paro nacional.

Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales de la CGT, anticipó que "la semana que viene se va a saber la fecha del paro" general cuando se reúna el Consejo Directivo y luego su colega Héctor Daer precisó que ese encuentro de la cúpula de la central se hará el jueves próximo.

"La fecha del paro, ya en el adelanto de las declaraciones de Héctor Daer, Carlos Acuña y yo, la habíamos fijado en un paréntesis, en un tramo que va desde el 31 de marzo hasta los primeros días de abril", remarcó Schmid en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

Sin embargo, enseguida puso un plazo para la definición de la fecha: "Yo les digo que el Consejo Directivo la semana que viene va a tener que ponerle fecha al paro, ahí se va a saber la fecha", aseguró.

Por su parte, Daer confirmó que "el jueves de la semana que viene el Consejo Directivo" de la CGT se reunirá par analizar la convocatoria a un paro nacional, y agregó: "Si tenemos que fijar una fecha la vamos a fijar, esto nunca estuvo en discusión".

El referente del gremio de Sanidad, por otro lado, negó las versiones periodísticas que indicaban que el presidente Mauricio Macri había llamado personalmente a integrantes del triunvirato para reclamarles que no realizaran la marcha del martes pasado ni tampoco convocaran a un paro.

"Me asombran noticias y trascendidos que no tienen fuente que dicen que Macri personalmente habló con dirigentes sindicales para que no fijemos la fecha (de un paro nacional). Eso en mi conocimiento no estuvo nunca ni en conocimiento de ninguno de los tres miembros del triunvirato ni de los miembros de la mesa chica" de la CGT, aseguró Daer.

Esas versiones indicaban, además, que Mario Quintana, vicejefe de Gabinete, había hablado con la cúpula de la CGT y también con otros gremialistas con los que mantienen amistades de años para intentar frenar la convocatoria al paro en el marco de la movilización al Ministerio de Producción.

El también diputado del Frente Renovador señaló, en este marco, que para que no se convoque a una medida de fuerza nacional el Gobierno "tiene que anunciar que cambia su política aperturista indiscriminada por una política de desarrollo y de defensa de la industria".

"Tiene que decir que deja de lado la intención de ponerle tope a las paritarias y dejar de generar hechos que transfieran directa o indirectamente en beneficio a los que más tienen y más ganan", puntualizó.

Por su parte, Schmid buscó desdramatizar el hecho de que la CGT concrete una huelga nacional: "El Gobierno tiene cuatro años, tampoco se trata de una guerra, está gobernando y tendrá sus contradicciones. Mientras, nosotros tenemos que expresar nuestro reclamo", evaluó el gremialista.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.