#Rusia quiere prohibir "La Bella y la Bestia" por incluir un personaje gay

Moscú revisará si el nuevo filme de Disney incumple la ley de propaganda homosexual aprobada en 2013



Antes de que se dé el banderazo de salida a la nueva producción Disney, en Rusia van a examinarla con lupa. Las autoridades culturales de Moscú tienen que considerar si algunas de las escenas de la nueva versión de La bella y la bestia constituyen una violación de la “ley sobre la propaganda de relaciones sexuales no tradicionales (homosexuales) a los menores de 18 años”.

Esta norma se aprobó en el año 2013. Entonces causó alarma entre el colectivo LGTB ruso y provocó una polémica internacional por las críticas que recibió el Kremlin por su aprobación. Cuatro años después, quien quiera entrar en el mercado ruso ha de tener en cuenta que la ley sigue en vigor.

De recordarlo se ha encargado Vitali Milónov, uno de los principales impulsores de la norma y diputado del partido gubernamental, Rusia Unida. Milónov ha dirigido su queja por carta al Ministerio de Cultura de Rusia. En su escrito ha pedido al ministro, Vladímir Medinski, que lleve a cabo todas las comprobaciones pertinentes antes del estreno de la película, que ya ha empezado a anunciarse en los medios rusos.

Según las apreciaciones del legislador, una de las líneas argumentales de la película será la relación homosexual entre los dos principales protagonistas. Milónov ha subrayado que en Rusia no hay barreras legales o de otro tipo para la creación artística, y que el único motivo para permitir la difusión de una película son los beneficios económicos. Algo que en este caso debería, según él, revisarse. Y añade que “bajo la apariencia de un cuento infantil, se ofrece una abierta, desvergonzada propaganda del pecado”, argumenta Milónov.

Para dar fuerza a su argumento, asegura que el estreno previsto de la película, el 16 de marzo, coincidirá con el inicio de las vacaciones escolares de primavera. El ministerio ha confirmado que la película se revisará para comprobar que no se violen las leyes rusas.

Otro diputado, Alexánder Shólojov, dijo que si la escena en cuestión viola la normativa vigente, entonces el estreno de la película debería prohibirse. Según el sitio Kinopoisk.ru, en Rusia la película está calificada como apta para mayores de seis años.

La legislación rusa podría así frenar una de las novedades de esta adaptación en imagen real del clásico animado de Disney de 1991. El director, Bill Condon, anunció la semana pasada que por vez primera una producción Disney incluirá un personaje gay. Se trata de LeFou, el compinche del villano, Gastón.

En una entrevista en la revista británica gay Attitude, Condon afirmó que el personaje de Le Fou (interpretado por el actor estadounidense Josh Gad) rompe barreras para la comunidad lésbica, homosexual, bisexual y transexual (LGBT). Eso debió de levantar las antenas de Milónov, siempre vigilante en este aspecto.

“Es alguien que reconoce tener esos sentimientos. Y Josh (Gad) lo maneja de manera realmente sutil y deliciosa”, seguía el director. “Al final, el personaje tiene su premio, pero no quiero revelar nada”. Sin embargo, sí dijo que se trata del primer “momento exclusivamente gay” en una película de Disney.

Activistas de los derechos humanos y la comunidad gay internacional llevan criticando la normativa rusa desde que se llevó a la Duma estatal en el año 2013. Sus detractores argumentaban que era innecesaria. Mijaíl Fedótov, que preside el Consejo de Derechos Humanos adjunto al presidente de Rusia, recordó entonces que “la homosexualidad no es un crimen”. Según las asociaciones de derechos humanos, la nueva ley provocó un aumento de ataques homofóbicos en Rusia, muchos de los cuales quedan impunes.

La homosexualidad fue despenalizada en Rusia en 1993, dos años después de la disolución de la Unión Soviética. Los activistas de los derechos de los homosexuales creen que con la nueva ley se dio un paso atrás.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.