"Farré no quería aceptar la idea de separarse", dijo la terapeuta de la pareja

Claudia Schaefer había insistido en ir. Tuvieron 10 sesiones y él quería recomponer el vínculo.



Fernando Farré, acusado de matar a su esposa, Claudia Schaefer, de 66 puñaladas y ocho golpes, no aceptaba la idea de separarse.

Así lo sostuvo la psicóloga Ana María Rothman, que fue la profesional que atendió al acusado y a Schaefer en una terapia de pareja durante diez sesiones en 2015. La profesional declaró como testigo en la quinta audiencia del juicio oral y público contra Farré.

Fue testigo propuesta por la defensa. "A partir de la sexta sesión, cuando Claudia plantea la idea de la separación, Farré se irritó y levantó la voz. No quería aceptar", afirmó la especialista.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.