Día clave para el crimen del rugbier: Julieta Silva podría recibir prisión domiciliaria

La Justicia resolverá si hay cambios en la carátula de la causa y también si la imputada seguirá en prisión hasta el juicio.



El caso de la muerte de Genaro Fortunato podría tener un giro hoy, cuando la Justicia dicte cómo seguirá la investigación luego de la apelación sobre la prisión preventiva que hizo la defensa de Julieta Silva, quien atropelló y mató al joven sanrafaelino el 9 de septiembre, a la salida del bar La Mona.

Esta mañana se realizaron los alegatos tanto de la defensa de Silva como de la querella. El abogado de la imputada, Alejandro Cazabán, consideró que se trató de un accidente, por lo que es necesario no sólo un cambio de carátula, sino también que su representada siga en libertad hasta que llegue el juicio.

Actualmente, Silva está imputada por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía".

No obstante, durante su largo alegato, Cazabán argumentó que hay pruebas necesarias como para conceder la libertad de su defendida, o al menos la prisión domiciliaria. También pidió un cambio en la carátula de la causa.

En este sentido, determinó que los resultados de los estudios oftalmológicos fueron importantes como para determinar que la acusada, que padece atismatigmo de -3 en cada ojo, no vio a Fortunato tirado en la calzada momentos antes de la tragedia. También hizo referencia a la "buena relación" que mantenía Silva con Fortunato; y también al video en el que se los ve salir del bar, en el cual no se los ve discutiendo.

Por otro lado, el abogado querellante Tíndaro Fernández, solicitó que Silva siga en la cárcel de San Rafael, ya que las pericias psiquiátricas "han sido contundentes". Esta pericia indicó que la mujer puede ser peligrosa para terceros" y que (los médicos) no están en condiciones de garantizar que Silva pueda someterse a las condiciones de una prisión domiciliaria.

También quiso dejar en claro que los hijos de la imputada están bien y realizan su vida de manera normal en compañía de su padre.

Finalmente, la fiscal Andrea Rossi, en coincidencia con Fernández, aseguró que Silva "logró su cometido, que era asesinarlo" a Fortunato, y que si bien faltan pruebas en la investigación, como la desgrabación de las llamadas de los celulares "sería rápido que se determine una prisión domiciliaria"

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.