Acuerdo entre republicanos y demócratas para reabrir el Gobierno de EEUU

La Cámara Baja aprobará un proyecto de ley que permite dar más tiempo a ambos partidos para negociar los presupuestos definitivos del año fiscal 2018



Alivio temporal para Donald Trump. Los demócratas aceptaron este lunes el compromiso de reabrir el Gobierno de Estados Unidos, cerrado temporal durante el fin de semana tras no aprobarse el viernes el presupuesto federal. El líder de la minoría demócrata del Senado de EE.UU., Chuck Schumer, aseguró hoy que su bancada votará a favor de dotar de fondos al Gobierno federal hasta el 8 de febrero para poner fin al cierre. Los republicanos, por su parte, se comprometieron a encontrar una solución para los conocidos los jóvenes indocumentados, conocidos como soñadores, y que es uno de los principales escollos en la negociación entre ambos partidos para la aprobar las cuentas del país.

De cumplirse la palabra de los demócratas, la Cámara Alta dará hoy luz verde a un proyecto de ley que permite mantener abierta la Administración hasta el próximo 8 de febrero. La propuesta da más tiempo a republicanos y demócratas para negociar unos presupuestos definitivos para el año fiscal 2018.

“En unas horas, el Gobierno federal volverá a abrir. (...) Pero el liderazgo republicano tiene 17 días para encontrar una solución para los ‘soñadores’”, apuntó Schumer en el pleno del Senado antes de la votación.

En respuesta a la petición demócrata, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, prometió hoy comenzar el debate migratorio a cambio de que los demócratas aprobaran el proyecto presupuestario.

Desde el viernes, republicanos y demócratas intentan alcanzar un acuerdo presupuestario que acabe con el cierre parcial de la Administración, que implica que unos 800.000 empleados públicos no esenciales estén en casa suspendidos de sueldo.

La propuesta presentada por los republicanos el viernes en la Cámara Alta del Congreso estadounidense (también conocida como Senado) obtuvo más votos a favor (50) que en contra (48), pero fueron insuficientes para aprobar unos fondos que requerían el apoyo de 60 senadores. Esa propuesta, que la Cámara Baja sí aprobó el pasado jueves, dotaba de financiación al Gobierno hasta el 16 de febrero, prolongando el plazo para negociar unos presupuestos definitivos.

Los demócratas, sin embargo, condicionaron su apoyo a las cuentas a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800.000 jóvenes indocumentados. El programa con el que el expresidente Barack Obama protegió a esos jóvenes de la deportación (DACA) expira el próximo 5 de marzo, tras ser cancelado el pasado septiembre por Trump.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.