Un terrorista del ISIS tomó rehenes en un supermercado en Francia y mató a tres personas



El terrorismo yihadista ha vuelto a golpear Francia. Hay al menos tres personas muertas en la toma de rehenes en un supermercado en Trèbes, cerca de Carcasona, en el sur del país. El autor del asalto,que ha sido abatido por la policía tras varias horas, ha dicho ser “un soldado del Estado Islámico (EI)”. Y poco después el grupo yihadista ha reivindicado el ataque. El terrorista ha sido identificado como Redouane Lakdim, un hombre de 25 años de origen marroquí, fichado por las autoridades francesas pero no incluido en la lista de radicalizados.



Antes del ataque al establecimiento, el hombre ha asaltado en Carcasona a los ocupantes de un vehículo para robarlo, matando a un ocupante y dejando herido al conductor. Posteriormente, el individuo ha disparado desde el interior del coche robado contra cuatro policías del cuerpo CRS -antidisturbios- que iban de civil y regresaban de hacer ‘jogging’. Uno de los agentes ha resultado herido en un hombro. Después, a las 14.25 horas, el atacante se ha atrincherado en un supermercado de la cadena U lleno de clientes que hacían las compras para el fin de semana. Allíb perpetró la toma de rehenes antes de ser abatido. Así lo ha confirmado el ministro francés del Interior, Gérard Collomb.

El terrorista de Trèbes, que iba armado con una pistola como mínimo, exigía la liberación de Salah Abdeslam, el único superviviente del comando yihadista que realizó los mortíferos atentados de París, el 13 de noviembre del 2015, según una información de la cadena BFM. Abdeslam, que había jurado lealtad a Estado Islámico, fue detenido en Bruselas en marzo del 2016. El grupo terrorista ha reivindicado dos horas después a través de la agencia de noticias afiliada a los yihadistas, Amaq, la autoría del ataque.

Un gendarme se cambió de forma voluntaria por un rehén durante el secuestro y resultó gravemente herido en la operación policial en la que el terrorista fue abatido, informó el ministro francés de Interior. Este teniente coronel cuadragenario de la Gendarmería protagonizó “un acto de heroísmo”, dijo el ministro al detallar a la prensa el desarrollo de la intervención del Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN) y destacar el valor del efectivo en esta acción.

Además de asumir el riesgo de entrar en el supermercado, el gendarme entró en el supermercado con su teléfono móvil (celular) y lo dejó con la línea abierta para que los agentes del GIGN que se encontraban en el exterior pudieran escuchar en directo todo lo que ocurría dentro.De hecho, fue ese teléfono el que desencadenó el asalto final de ese cuerpo de elite de la Gendarmería, cuando escucharon una detonación y entendieron que el secuestrador estaba utilizando su arma.



En ese asalto, Lakdim murió por los disparos del GIGN, dos de cuyos miembros resultaron heridos, al igual que el teniente coronel de la Gendarmería.

Lakdim era un “delincuente común” de 26 años de quien las autoridades no pensaban que se había radicalizado, explicó Collomb, quien catalogó al terrorista como “pequeño traficante” que decidió actuar de manera solitaria. Collomb explicó que el autor de los ataques “venía de Carcasona” y que era un “pequeño delincuente conocido por posesión de estupefacientes”, pero que “no se podía decir que iba a pasar a la acción”.

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha confirmado que todos los indicios apuntan a un acto terrorista, por lo que la sección antiterrorista de la fiscalía de París se ocupa ya del asunto. Philippe, que está en Mulhouse, cerca de las fronteras con Suiza y Alemania, ha anunciado que regresaba de inmediato a París para seguir la evolución de los acontecimientos. Según el primer ministro, la vida del policía herido no corre peligro.

Más de 240 personas han sido asesinadas desde 2015 en Francia en ataques perpetrados por asaltantes que habían jurado lealtad o se inspiraron en el Estado Islámico.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.