Abusos en Independiente: Dictaron la prisión preventiva para cinco acusados y libertad a uno

Los acusados por los abusos contra los futbolistas menores de edad de las divisiones inferiores de Independiente seguirán presos luego de que el juez de Garantías de Avellaneda, Luis Carzoglio, resolviera en las últimas horas su prisión preventiva.



Según fuentes judiciales, el magistrado aceptó la solicitud presentada por la fiscal María Soledad Garibaldi y su resolución incluyó al árbitro Martín Bustos; al relacionista público Leonardo Cohen Arazi; al administrador de consorcios Alejandro Carlos Dal Cin; al organizador de torneos de fútbol juvenil Juan Manuel Díaz Vallone, y a Silvio Fleyta, empleado de una cadena de supermercados.

Los cinco sospechosos fueron procesados por su presunta responsabilidad en entre uno y cinco casos de abuso sexual agravado, en concurso con corrupción de menores.

Además, el magistrado procesó por encubrimiento al abogado Tomás Beldi, el primer defensor de Bustos, acusado de destruir a martillazos el celular del árbitro, el que, aunque fue procesado, recuperaría la libertad con algunas condiciones después de estar detenido poco más de un mes.

Debido a que fue el último sospechoso en ser detenido, todavía la Justicia no resolvió la situación procesal del ingeniero agrónomo y representante de futbolistas juveniles Alberto Amadeo Ponte, acusado de "grooming".

La causa judicial tiene otro imputado que está en libertad debido a que los investigadores no encontraron pruebas para solicitar la indagatoria. Es el vocal del comité ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino y vicepresidente de Acassuso, Javier "Pipo" Marín, dirigente al que le tomaron declaración informativa, quedó notificado de la formación de una causa en su contra y le secuestraron el celular.

La investigación por el escándalo sexual en Independiente comenzó el 21 de marzo pasado cuando el encargado de la pensión del club denunció que uno de los menores dijo que un grupo de adultos le pagaba para tener sexo.

Días después fue detenido Cohen Arazi ya que su teléfono aparecía en el listado de cuatro celulares de sospechosos que contactaban a los menores.

Hasta el momento, los investigadores determinaron que al menos veinte futbolistas menores de edad de las divisiones inferiores de Independiente habrían sido víctimas de los abusos, y nueve de esos chicos ya declararon como testigos a través del sistema de cámara Gesell.

Como varios de esos futbolistas fueron transferidos a otros clubes, los investigadores encontraron víctimas menores en un equipo de la Superliga de Córdoba y en otros dos conjuntos del interior. También hallaron víctimas en Temperley.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.