Colombia goleó a Polonia y acaricia la clasificación a octavos

Con goles de Mina, Radamel Falcao (el primero en mundiales) y Cuadrado, los cafeteros sueñan con el pase a Octavos. Polonia quedó eliminada.

RUSIA 2018 - FASE DE GRUPOS

Polonia

3-0


Colombia

Gol de Colombia: 39' 1T Yerry Mina.Gol de Colombia: 24' 2T Radamel Falcao.Gol de Colombia: 29' 2T Juan Cuadrado.


Colombia se colocó hoy en disposición de avanzar a los octavos de final del Mundial de Rusia al superar a Polonia por un claro 3-0 con un auténtico festival ofensivo en el Arena de Kazán.


El día en que James Rodríguez volvió a ser titular en el once "cafetero" y rivalizó con su compañero en el Bayern de Múnich Robert Lewandowski, el volante compartió protagonismo con Radamel Falcao, que anotó su primer gol en una Copa del Mundo. Fue el segundo de colombianos (70'), que se habían adelantado en el minuto 40 con un cabezazo de Yerry Mina y cerraron la cuenta por medio de Juan Cuadrado, en el 75'.

En la segunda fecha del campeonato, los sudamericanos sumaron así sus primeros tres puntos en el campeonato, mientras que Polonia se despidió del Mundial.

LEÉ TAMBIEN
GALERIA DE FOTOS: Lo mejor del triunfo de Colombia ante Polonia

Tras el empate 2-2 entre Senegal y Japón en el otro duelo del Grupo H, los polacos agotaron sus opciones. Sin ninguna unidad en su casillero, los dirigidos por Adam Nawalka, que en la tercera fecha se miden a Japón, ya no pueden atrapar a los nipones -cuatro puntos- ni a los africanos. Senegal, por su parte, chocará con los sudamericanos en un duelo que decidirá cuál de los dos avanza a la siguiente ronda.

Hoy, en un duelo especialmente intenso, abierto y trepidante en el segundo parcial, Colombia se ganó con fútbol, entrega e inteligencia la posibilidad de alcanzar los octavos. Salvo en un remate de Lewandowski (57') que David Ospina tapó impecablemente, Polonia no ofreció apenas nada para optar al pase.

Después del fiasco del estreno ante Japón y obligado también por la sanción de Carlos Sánchez, Pekerman no reservó en esta ocasión a James e introdujo otros tres cambios respecto al once de la primera fecha. Wilmar Barrios y Abel Aguilar entraron en el mediocampo, mientras que el gigantesco Mina lo hizo en el eje de la defensa.


No le pudo salir mejor la apuesta al técnico argentino, por más que Aguilar fuera sustituido a la media hora de partido por Mateus Uribe, tras recibir un golpe que le impidió continuar.

Superadas sus molestias en el gemelo izquierdo, James se resarció de su mala media hora ante los asiáticos con una actuación mucho más acorde con quien fue Bota de Oro en el pasado Mundial de Brasil.

James controló el tempo del partido, comandó las operaciones ofensivas y tuvo mucho más peso en el encuentro que Lewandowski. Dos de los goles de Colombia fueron gracias a sendas asistencias del mediapunta del Bayern.




Lewandowski, fantasmagórico en la derrota polaca ante Senegal, no revivió durante un primer parcial en el que James se sintió mucho más a gusto. Y en el segundo, con un par de remates, apenas se reivindicó.

De James fue el centro que, en el 40', remató imperialmente de cabeza Mina. Con sus casi dos metros, el central del Barcelona se elevó por encima de toda la defensa polaca para anotar el gol colombiano y protagonizar el primer baile "cafetero" junto a su amigo Cuadrado.

El Kazan Arena, eminentemente amarillo, estalló en un grito eufórico ante la sonrisa de Gianni Infantino, de nuevo presente en el palco del estadio. Muy cerca, las leyendas colombianas René Higuita y Carlos Valderrama festejaron sin pudor.


El tanto fue el premio lógico a la superioridad de Colombia, por más que los de Pekerman tuvieran problemas para conectar con Falcao, muy solo en la punta de ataque.

Aun así, los "cafeteros" apenas dieron respiro a los hombres de Adam Nawalka, cuyo plan no funcionó. Juan Cuadrado, por la banda derecha, fue un auténtico martillo pilón para la zaga de los europeos.




En la otra área, David Ospina, más allá de un golpe que recibió y un disparo de Lewandowski, ya en el segundo parcial, vivió bastante tranquilo.

Así las cosas, en los segundos 45 minutos, a Polonia no le quedó más remedio que abrirse en busca de un gol que nunca llegaría.

Sí lo hizo el de Falcao, el primero de su ya larga carrera en su primer Mundial. La hinchada colombiana, que como el "Tigre" llevaba cuatro años esperándolo, lo festejó a lo grande.

El tanto de Cuadrado, minutos más tarde, culminó la fiesta "cafetera" y confirmó que Colombia recuperó su mejor versión.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.