El histórico terrorista de ETA Santi Potros fue liberado tras cumplir 30 años de condena

Quedó libre al superar el tiempo máximo que marca la ley española. Esta acusado de asesinar a 40 personas en dos de los atentados mas sangrientos de España.



El histórico etarra Santiago Arrospide Sarasola Santi Potros ha salido de la prisión de Topas, en Salamanca, a las 8.15 horas de este domingo acompañado por tres familiares, dos hombres y una mujer, y no ha querido hacer declaraciones. Santi Potros participó en la masacre del Hipercor de Barcelona de 1987 y en el atentado en la plaza de la República Dominicana de Madrid en el que murieron doce guardias civiles y resultaron heridas 30 personas.

Vestido con ropa de deporte y una gorra blanca, el etarra, con cuarenta asesinatos a sus espaldas, ha montado en la parte delantera de un vehículo blanco que lo esperaba fuera del recinto penitenciario. Potros ha recorrido los doscientos metros que separan la prisión de la salida del recinto sólo acompañado de esas tres personas y sin hacer comentarios. Solo la mujer, que ha recibido con un beso a Santi Potros, ha respondido con un “muy bien” a la pregunta de cómo se encontraba a la salida de prisión.



Santi Potros ha sido excarcelado tras pasar 31 de sus 70 años en la cárcel -13 en Francia y 18 en España- y superar el cumplimiento máximo de privación de libertad, como autor de los atentados más sanguinarios de ETA.

Santi Potros (Lasarte, Gipuzkoa, 1948) entró a formar parte de la organización terrorista en 1968 y ocho años después ingresó en los comandos Bereziak de ETA político-militar.



Detenido en 1987 en Anglet (Francia), el etarra acumulaba en España once sentencias que suman casi 3.000 años de prisión por atentados con alrededor de 40 asesinados, entre ellos los 21 muertos de la masacre del Hipercor de Barcelona de 1987 -fue condenado a 790 años de prisión- o los 12 guardias civiles fallecidos un año antes en la plaza de República Dominicana de Madrid, por el que fue condenado a 1.920 años.

Tras dirigir los comandos más letales de ETA, Santi Potros engrosó la lista de etarras críticos con la banda a raíz de la ruptura del alto el fuego del 30 de diciembre de 2006, con el atentado en la T-4 del aeropuerto madrileño de Barajas.

Desde su detención en Francia, estuvo en prisiones galas durante trece años hasta que fue extraditado a España en diciembre de 2000. Dos años después recibió su primera condena, 99 años de cárcel por planificar un atentado contra la sede de la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid en 1987.

Ya en España Santi Potros ha cumplido pena en prisiones de Andalucía hasta que fue trasladado en 2009 a la cárcel zaragozana de Zuera y siete años después a la de Topas (Salamanca) en la que permanecía hasta hoy.

En marzo de 2006 la Audiencia Nacional acordó acumular sus once condenas en una, y cifró en 30 años el cumplimiento máximo de privación de libertad, estableciendo su excarcelación para 2030, si bien esta fecha no fue definitiva pues con la derogación de la doctrina Parot su salida se vio fijada para 2025.

Sin embargo, esta fecha tampoco fue firme, pues obtuvo redenciones de condena tanto ordinarias como extraordinarias por trabajos en prisión y en diciembre de 2014 la sección primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia decretó su excarcelación al descontar el tiempo de prisión que permaneció en cárceles de Francia de acuerdo con una normativa europea.

El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) en Castilla y León, Juan José Aliste, cree que la condena cumplida por el histórico dirigente de ETA es “ridícula” y ha afirmado que preferiría que se hubiese “podrido en la cárcel”.

La salida de Santi Potros también se ha referido el líder del PP, Pablo Casado. Ha recordado que ha salido de prisión un “sanguinario terrorista”y ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez que “extreme las precauciones para que no haya ningún homenaje ni enaltecimiento a un terrorista que asesinó a casi 40 personas”.

Casado ha insistido en la necesidad de una nueva ley de memoria, dignidad y justicia para que las víctimas sean recordadas, pero en la que se deje claro que no se “toleran homenajes a terroristas”. Ha insistido en que el PP “no va a tolerar ningún acercamiento de presos etarras” porque “no cabe un beneficio a asesinos que no han tenido la decencia” de ayudar para esclarecer 300 atentados y ha advertido al Ejecutivo central de que “tendrá la oposición frontal” si lo hace.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.