Científicos del CONICET hallan estrategia para que defensas del cuerpo eliminen cáncer de ovario

Salud - Cáncer de Ovario

Científicos del Conicet, junto con referentes de Weill Cornell University, de Nueva York, lograron encontrar una nueva estrategia terapéutica que permitiría tratar el cáncer de ovario.

 

“Cada tumor tiene distintos mecanismos de escape. La inmunoterapia logra, en algunos casos, bloquear esos mecanismos para que los linfocitos (las células que nos defienden) puedan actuar. Eso está pasando en casos de cáncer de pulmón, melanoma y linfoma de Hodgkin, entre otros. No con el cáncer de ovario”, explicó Gabriel Rabinovich, bioquímico e investigador superior del Conicet.

 

Rabinovich y Juan Pablo Cerliani, investigador adjunto del Conicet, lograron entender el proceso por el que los linfocitos se paralizan o quedan “exhaustos” frente a estos tumores. “Cuando los linfocitos se acercan al cáncer, éste produce factores solubles que afectan el transportador de glucosa a las células (Glut 1)”, agrega Rabinovich.

 

Los linfocitos necesitan de esa glucosa para la función respiratoria de la mitocondria, un componente vital de la célula para generar energía y evitar que se paralice. Las complicaciones sobre el transportador impiden este mecanismo.

 

Hay un plan b para alimentar la mitocondria y lograr un efecto similar al de la glucosa, que se da a partir de la entrada a la célula de un aminoácido llamado glutamina. El problema es que “por la falta de ingreso de glucosa no se logra la glicosilación de las proteínas y esto hace que la célula sufra estrés y no permita el ingreso del plan b: la glutamina”, suma Rabinovich.

 

“Lo que descubrimos es que hay dos genes IRE1 y XBP-1 que gobiernan este estrés, conocido como estrés de retículo endoplasmático. Di- señamos una posible terapia que inhibe estos genes y permite que la glutamina ingrese. Así la mitocondria funcionaría, el linfocito recibiría la energía necesaria y, en principio, estaría en condiciones de combatir el tumor”, afirma Rabinovich.

 

En la actualidad, el cáncer de ovario “se trata con cirugía y quimioterapia endovenosa o intraperitoneal”, explica Federico Bianchi, jefe de sección de Ginecología Oncológica del Hospital Alemán.

 

“Lo sufren unas 240 mil personas al año. Tres de cada cuatro son diagnosticadas en estadíos avanzados. Esto tiene que ver con que no contamos con un método de detección precoz, como sí ocurre con el cáncer de mama o de cuello uterino, por ejemplo”, detalla Bianchi. Y asegura que, por esto, las mujeres llegan a una consulta cuando ya tienen síntomas como malestar o distensión abdominal.


Con información de Diario26 http://bit.ly/2QGfbNB

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.