De la mano de Silva y Arias, Gimnasia volvió al triunfo ante Godoy Cruz



Lo que cuesta vale, y si no que lo diga Gimnasia. El Lobo venía de una caída y un empate y para reencontrarse con el triunfo en la Superliga (en el medio había vencido a Boca por Copa Argentina) debió trabajar arduamente para superar a Godoy Cruz por 1-0 en La Plata.



En la primera parte, y en un encuentro signado por los polémicos fallos de Germán Delfino, el Tomba estuvo más cerca de ponerse en ventaja, a punto tal de que contó con un penal que marró Santiago García. El Morro definió suave y al medio y Alexis Martín Arias rechazó el remate con sus pies mientras se tiraba sobre su derecha.

El entretiempo llegó con todo el conjunto mendocino reclamando por un penal y por una segunda amarilla a Fabián Rinaudo, que llegaría finalmente cerca del epílogo. Y recién en la segunda parte llegó la única emoción del partido.

En una demostración de vigencia encomiable, Santiago Silva aprovechó una desatención defensiva para definir sobre el cuerpo de Roberto Ramírez. Luego, el Lobo se debió dedicar a defender la ventaja.

Primero fue Lorenzo Faravelli quien vio la roja, de manera directa por una falta que no ameritaba más que una amonestación, y antes del pitazo final llegó la segunda amarilla a Rinaudo. Y Godoy Cruz siguió buscando, pero Arias se erigió como la gran figura de la tarde en el Bosque.

 

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.