El gobierno de Venezuela anunció que aquellos países que decidan reducir o suspender su relación diplomática en desconocimiento al próximo mandato del presidente Nicolás Maduro deberán sacar de Caracas “hasta el último funcionario consular” y cerrar directamente sus embajadas.

“El Estado que quiera retirar su embajador, cuerpo diplomático y su cuerpo consular de Venezuela, puede hacerlo; se llevan desde el embajador hasta el último funcionario consular”, advirtió el canciller Jorge Arreaza ante los miembros del cuerpo diplomático acreditado en Caracas.

“Si no van a respetar al gobierno de Venezuela, es mejor que se vayan; si se quedan, se quedan respetando el ordenamiento jurídico de las autoridades venezolanas, la paz y la estabilidad en Venezuela”, agregó, según recogió el diario digital El Pitazo.

Es usual que cuando dos países limitan o suspenden su relación diplomática, mantengan sin embargo la relación consular, que implica la continuidad de las embajadas a efectos de atender las necesidades de las personas de un país que viven en el otro.

Con esa declaración, Arreaza amplió el alcance de lo dicho por el presidente Nicolás Maduro, quien el miércoles minimizó su preocupación por el tema.

“Los gobiernos que hagan lo que quieran; si se quieren ir de Venezuela con sus embajadores, que se vayan todos, que se vayan; a Venezuela no la va a chantajear nadie”, dijo entonces el jefe del Estado en conferencia de prensa.

“Quien se quiera ir con su embajador, ahí está el aeropuerto de Maiquetía, váyase de aquí; ahora, el que se quede, se queda respetando a Venezuela”, agregó.

También podés leer: Un diario crítico del chavismo pone fin a su edición impresa

La advertencia de Arreaza respondió a una corriente que encabeza el gobierno de Perú, que ya anunció que propondrá a los países miembros del Grupo de Lima -del que forma parte la Argentina- que suspendan sus relaciones diplomáticas con Venezuela a partir del 10 de enero próximo, cuando Maduro asuma un nuevo mandato.

El presidente venezolano fue reelecto el 20 de mayo en comicios que fueron desconocidos por numerosos países porque no participó la mayoría de la oposición y votó menos de la mitad del padrón.

“Como nosotros hemos desconocido las elecciones de mayo pasado, la consecuencia natural es que propongamos como una de las acciones una ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela”, dijo el viernes pasado el canciller peruano, Néstor Popolizio.

Los coordinadores de los países miembros del Grupo de Lima se reunirán la semana próxima en Bogotá en procura de alcanzar consenso sobre la posición que los cancilleres adoptarán el 4 de enero.

Hasta ahora, los gobiernos que están más cerca de apoyar la posición de Perú son Colombia y Ecuador (este último no integra el Grupo de Lima); otros aún están en duda, mientras Brasil, Chile y México son partidarios de mantener relaciones diplomáticas con Caracas, según constató Télam entre funcionarios de varías de las cancillerías de la región.

Fuera del Grupo de Lima, la ruptura de relaciones es rechazada por Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y el Vaticano, de acuerdo con esas fuentes.

La eventual suspensión de las relaciones diplomáticas fue rechazada por la mayoría opositora en la Asamblea Nacional (AN, parlamento), así como por organizaciones académicas y empresariales, que temen que, más que el gobierno, sea la propia sociedad venezolana la que quede aislada del resto del mundo, especialmente si el gobierno chavista obliga a cerrar las embajadas a quienes tomen esa medida.

Fuente: Télam.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente