El presidente Nicolás Maduro advirtió ayer al Grupo de Lima que tomará duras medidas diplomáticas si no rectifica su posición sobre Venezuela en la víspera de asumir un nuevo mandato de seis años, cuya legitimidad no reconoce ese bloque.

“Se entregó a todos los gobiernos del ‘cartel’ de Lima una nota de protesta donde les exigimos una rectificación de sus posiciones sobre Venezuela en 48 horas o el gobierno de Venezuela tomará las más urgentes y crudas medidas diplomáticas”, dijo.

Maduro jurará el cargo hoy ante el Tribunal Supremo de Justicia –y no frente al Congreso–, tras ser reelegido el 20 de mayo en comicios boicoteados por la oposición, que denunció un fraude.

El presidente consideró “inaceptable” la declaración del viernes del Grupo de Lima, con apoyo de Estados Unidos, en la que le pidió no aferrarse a la presidencia y transferir el poder al Parlamento de mayoría opositora, mientras se convocan “elecciones democráticas”. Maduro consideró que el llamamiento equivale a “ordenar el derrocamiento del gobierno legítimo de Venezuela”.

Maduro rechazó en particular el punto en el que el bloque tomó partido por Guyana en una disputa territorial con Venezuela.

“(Doy) 48 horas a los gobiernos del cartel de Lima para que rectifiquen su política intervencionista y grosera, (si no) tomaremos las medidas más crudas y enérgicas que se pueda tomar en diplomacia”, subrayó.

En la declaración, suscrita por 13 de sus 14 miembros –México se abstuvo–, el Grupo Lima incluyó un punto que rechaza “cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la región” y pidió a Maduro que desistiera de “acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos”.

Se refería a la interceptación de dos buques de exploración sísmica, contratados por la petrolera estadounidense ExxonMobil con permiso del gobierno guyanés, por parte de la Armada venezolana en la región del Esequibo, que se disputan Caracas y Georgetown, el 22 de diciembre.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente