El domingo último, poco antes de las 3.00, Alan Franco chocó con su auto en Sarandí. El defensor de Independiente embistió a un Chevrolet Corsa en el que viajaban dos personas, una de ellas, una mujer embarazada, pareja del conductor. Hay una causa penal desarrollándose para determinar responsabilidades, aunque el futbolista este lunes se entrenó con el plantel del Rojo.



Si bien el jugador no hizo declaraciones, su abogado, Marcelo Mazzeo, dio su versión sobre la situación del jugador. "Todavía no está establecida la responsabilidad por el accidente. Están los dos imputados, obviamente. El que tenía derecho de paso es Alan, que venía por la derecha. Más allá de eso la mayor preocupación es que la mujer esté libre de todo riesgo, de Alan también. Estamos esperando los resultados de las pericias para determinar el grado de responsabilidad de cada conductor y las de alcoholemia. Alan no toma alcohol y venía de un cumpleaños. Había latas de cerveza pero en el baúl", dijo el letrado.


"Alan está de pretemporada y es muy profesional. Les ofreció dinero a la pareja para que pudieran atenderse en un lugar mejor. Es mentira que quiso sobornar a los policías. Si no hoy estaría preso", aclaró Mazzeo.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente