El precio de la canasta básica alimentaria (CBA) aumentó un 53,5% durante 2018, por lo que una pareja con dos hijos necesitó de $ 10.197,53 para comprar la comida indispensable para subsistir y no caer por debajo de la línea de indigencia, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, la canasta básica total (CBT), que además de los alimentos incluye indumentaria y algunos servicios, aumentó un 52,9% por lo que una familia tipo requirió $25.493,80 para no caer por debajo de la línea de la pobreza.

De acuerdo a estos datos, tanto el índice de pobreza como el de indigencia se ubicaron por encima de la inflación, que acumuló un 47,6% en 2018, de acuerdo a las estadísticas del Indec.

La CBT aumentó en diciembre un 1,1%, mientras que CBA lo hizo un 0,7%. Esto marca una desaceleración en el último mes del año, ya que ambas habían sufrido un salto del 4% en noviembre.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente