Los pilotos de las empresas aerocomerciales de capitales argentinos volverán “esta semana” a las medidas de fuerza con afectación de los vuelos, por el conflicto laboral que mantienen con el Gobierno hace más de un mes.

El conflicto estalló a principios de diciembre con la Resolución 895/18 por la que la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) facilitó el proceso de “Reválida de licencias a pilotos extranjeros”.

Básicamente, la ANAC reconoce la experiencia de cualquier piloto extranjero y le otorga una licencia argentina para que pueda volar en el país. Esto antes estaba restringido sólo a los pilotos deportivos.

Los gremios ven a la decisión oficial como un potencial peligro para las actuales y futuras fuentes de trabajo de los pilotos locales. Sostienen que nada tiene que ver la medida con la intención de repatriar trabajadores argentinos que están en el exterior.

Para el Gobierno, sin embargo, el beneficio es sólo para los instructores extranjeros que vienen a capacitar a los trabajadores de las nuevas firmas que desembarcan en el país, pero los gremios insisten con que esto no está explícito en ningún lugar de la medida.

Por ello, los pilotos de LATAM Argentina, Avianca Argentina, Andes, Aerolíneas Argentinas y Austral lanzaron una huelga de 48 horas para el 13 y 14 de diciembre, pero la Secretaría de trabajo de dictó la conciliación obligatoria hasta el 28 de diciembre y luego la extendió hasta el 15 de enero.

Esa conciliación obligatoria vence a las 23:59 de este martes, por lo que la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores Líneas Aéreas (UALA) confirmaron a Vía País que retoman el plan de lucha.

El titular de la ANAC, Tomás Insausti, debía reunirse este martes con los representantes de APLA y UALA para acercar posiciones, pero no concurrió a la audiencia convocada por la cartera laboral. El 7 de enero también ya había faltado a una reunión similar.

“Sólo asistió una abogada en representación de la ANAC, pero sin ninguna propuesta que permita dialogar para hallar una solución a este conflicto”, dijeron fuentes sindicales consultadas por Vía País. “Se ve que Insausti tenía algo más importante que hacer”, agregaron.

Y añadieron que “la falta de voluntad de diálogo” de Cambiemos “es evidente” y por eso los trabajadores “ya se están organizando para reestablecer el plan de lucha en las próximas horas, esta misma semana”.

“Sin ningún tipo de acuerdo, los gremios quedamos en libertad de acción. Lamentablemente la ausencia de las autoridades ANAC pone en evidencia la falta de voluntad al diálogo”, expresaron voceros de UALA, sindicato que nuclea a los pilotos de Austral Líneas Aéreas.

APLA y UALA sostienen que el objetivo del Gobierno no es sólo facilitar el ingreso de instructores extranjeros al mercado argentino, sino que estos trabajen como pilotos comerciales no sindicalizados para erosionar el poder de fuego de los combativos gremios aeronáuticos.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente