Trump acusa a los demócratas de ser “el partido del crimen” por no querer el muro

El presidente estadounidense, Donald Trump, cargó nuevamente contra los demócratas, que serán recordados como el “partido del crimen” por “no querer la seguridad fronteriza”, dijo, en medio de la disputa por el muro con México, en una serie de tuits en los que aseguró que “nunca se echará atrás”.

“Una gran caravana nueva se dirige a nuestra frontera sur desde Honduras. Dile a Nancy y a Chuck que un drone que sobrevuela alrededor no los detendrá”, tuiteó el mandatario aludiendo a la presidenta de la Cámara de representantes, Nancy Pelosi, y al líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer.

Sólo un muro funcionará. ­Solamente una pared, o una barrera de acero, mantendrá a nuestro país seguro!”, agregó Trump, quien exhortó a los líderes demócratas a “dejar de jugar a los juegos políticos y terminar con el “Shutdown” (cese de gobierno).

En el día 25 de cierre -el más largo de la historia política estadounidense- Trump rechazó un arreglo legislativo a corto plazo y aseguró que el tema es prioritario para su gestión y que no se echará atrás.

Mientras tanto, el impacto del cierre parcial del gobierno se intensificó en todo el país.

Alrededor de 800.000 trabajadores federales no recibieron sus cheques el viernes, lo que agudizó las inquietudes sobre los pagos de hipotecas y las facturas impagas, y casi la mitad de ellos se retiraron del trabajo, cortando algunos servicios.

En el aeropuerto de Atlanta, el que tiene más tráfico aéreo en el país, se produjeron esperas de más de una hora debido a que las inspecciones de seguridad no se presentaron.

Trump pasó el fin de semana en la Casa Blanca contactando asesores y legisladores y tuiteando agresivamente sobre los demócratas mientras intentaba argumentar que el muro era necesario por razones de seguridad y humanitarias.

Trump recuerda permanentemente que tiene el poder de firmar una declaración de emergencia para resolver el tema en el corto plazo, pero por ahora optó por presionar a los demócratas para que vuelvan a la mesa de negociaciones.

Los sondeos registran que el tema está horadando el apoyo ciudadano a Trump.

Una leve mayoría de los estadounidenses se opone a construir un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, y pocos ven la situación en la frontera como una crisis, pero las opiniones se dividen sobre las responsabilidades y culpas.

Los estadounidenses son más propensos a culpar a Trump por el cierre.

Una gran mayoría de los demócratas culpa al magnate de la crisis mientras la minoría culpan a los demócratas.

Una encuesta del Washington Post-ABC News publicada anteayer, señala que el 54% se opone a un muro a lo largo de la frontera, mientras que el 42% expresa su apoyo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.