De acuerdo a las estimaciones del Gobierno nacional, unos 2.150.000 de personas visitaron alguno de los destinos nacionales, lo que representaría una caída de 2,2% respecto al año anterior.

Según las primeras cifras publicadas por la Secretaría de Turismo, el impacto económico generado por el movimiento turístico del carnaval será de $8.653 millones, lo que representa un aumento de 45,6% respecto al año anterior, pero que en términos reales -teniendo en cuenta la inflación del último año- arrojaría como conclusión una caída de 0,7%.

El Carnaval de 2018 transcurrió en la segunda semana de febrero, en plena temporada estival, mientras que este año coincide con el comienzo de marzo, apuntó el comunicado.

En lo que refiere a la estadía media será de 3,6 noches, lo que resultaría en un volumen total de 7,7 millones de pernoctaciones, el gasto promedio por turista alcanzaría a $4.022 (+48,9% respecto al año anterior); con una variación positiva de 1,6 por ciento a precios constantes.

También se vieron colmados algunos destinos bonaerenses, como Tandil (90%), Villa Gesell (90%), Mar de Ajó (85%), San Bernardo (85%) y San Clemente del Tuyú (83%). Tuvieron una performance igualmente buena las localidades de Paraná (87%); Villa de Merlo (85%); Gualeguay, Mendoza, San Luis y San Martín de los Andes (todas al 80%).

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente