El mediocampista, a los 40 años, tomó la decisión de dejar el fútbol profesional. "Es hasta acá, Peladito", afirmó.



Pablo Guiñazú le pidió al presidente de Talleres, Andrés Fassi, que organice una conferencia para hacer un anuncio importante y fue lo que especulaba: dejó el fútbol profesional.

“Es la decisión más difícil de mi vida”, aseguró Guiñazú y explicó: “Me encuentra en un momento de felicidad plena”.

“Algo me dijo ‘es hasta acá Peladito’”, manifestó el zurdo y reconoció que “podía ganar 10-0 en Santiago (ante Palestino) pero era lo mismo. Simplemente, estoy acá para decir un gracias enorme”.

Guiñazú es uno de los ídolos del equipo cordobés, en el que anotó el gol con el que la T derrotó a All Boys y ascendió a la Primera División en 2016, el mismo año que se incorporó al club.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente