Frente al Congreso nacional, activistas del movimiento "Unidad Provida" se reunieron para "conmemorar" que hace un año fue rechazada la ley, mientras que la "marea verde" inundó las redes sociales con la campaña #LaClandestinidadNoSeFesteja.



Activistas del movimiento "Unidad Provida" se reunieron este jueves frente al Congreso nacional para "conmemorar" que hace un año el Senado rechazó la ley de despenalización del aborto, mientras que la "marea verde" inundó las redes sociales con la campaña #LaClandestinidadNoSeFesteja, que ocupó el primer lugar entre las tendencias de Twitter en Argentina.

Cientos de personas con banderas argentinas, bombos y fuegos artificiales llegaron esta tarde a la Plaza Congreso en una de las movilizaciones más multitudinarias de los pañuelos celestes, donde hubo además intervenciones artísticas con luces sobre la fachada del Parlamento y música a cargo del grupo "Revolución de Vida", cuyas letras sostienen la "defensa de las dos vidas".

"Queremos conmemorar el día en que logramos el rechazo al aborto, que es un método sistemático y selectivo de descarte de personas", dijo a Télam Ana Mármara, referente del "Frente Joven", una de las más de 100 organizaciones que integran la red "Unidad Provida".

Mientras tanto, la "marea verde", que reúne a quienes están a favor de la despenalización del aborto, realizó una campaña en redes sociales bajo la consigna #LaClandestinidadNoSeFesteja, que ocupó el primer lugar en las tendencias de la red social Twitter esta tarde.

El movimiento Actrices Argentinas se sumó al "redazo", es decir una convocatoria a expresarse a través de las redes sociales, con un video protagonizado por Lali Espósito, Muriel Santana, Dolores Fonzi y Thelma Fardin.

"Nos quisieron convencer de que si no se legalizaba, el aborto dejaba de existir", dice Espósito en el video, y a continuación se ven numerosas notas periodísticas sobre mujeres que murieron por aborto clandestino en varias provincias argentinas.

Luego, Santana afirma: "Y en los casos de interrupción legal del embarazo (ILE), mirá lo que pasó", y aparecen en pantalla las noticias sobre mujeres y niñas que murieron por no acceder a esa práctica, como la niña wichí chaqueña de 13 años que murió en noviembre de 2018 tras una cesárea realizada en un hospital de Resistencia, donde había asistido con 32 semanas de gestación.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente