Se sospecha que Herme Juárez extorsionaba a empresarios y luego lavaba el dinero obtenido a través de una cooperativa.



Adrián González Charvay, juez federal de Campana, ordenó congelar las cuentas bancarias de Herme Juárez, alias "Vino Caliente", secretario general del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) del gran Rosario.

Charvay imputó a Juárez como jefe de una "asociación ilícita" dedicada a la extorsión y el lavado de activos junto con su hermano, su hijo y otras siete personas detenidas el jueves por la Policía Federal (PFA) y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en San Lorenzo.

Los investigadores calculan que el sindicalista tendría depósitos por u$s100 millones y además, los detectives encontraron miles de euros y dólares y millones de pesos en cajas fuertes en varios de los allanamientos realizados el jueves.

Además de los Juárez, la PFA y la AFI detuvieron por orden del juez al abogado Jorge Jerez, el exintendente de San Lorenzo y síndico Ramón Rubén Tévez y uno de sus socios Damián Bunello en operativos en Santa Fe, Entre Ríos y San Luis.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente