El presidente de la Nación participa en el cierre de la jornada de la entidad agropecuaria.



El presidente Mauricio Macri habló hoy de los desafíos políticos y económicos de la Argentina, dijo que la inflación de agosto será del “tres coma algo” y afirmó que si a partir de diciembre le toca estar en la oposición, él va a apoyar a quien asuma siempre y cuando sus objetivos coincidan con los de su actual gestión.

En una charla en la jornada “El Campo y la política”, realizada por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Macri dijo que se tiene fe para dar vuelta el resultado electoral, pero le pidió a Alberto Fernández y al resto de los candidatos que digan en la campaña cómo llevarán adelante sus propuestas económicas.



El jefe de Estado indicó que en la campaña tiene que ser central que se diga “cómo se van a lograr las cosas”, para que finalmente el que pierda esté comprometido a apoyar al otro. “Yo estoy convencido: si nos toca estar en la oposición, vamos a apoyar estas cosas porque creemos. Y lo más importante para nosotros es ayudar a que este país salga adelante”.

Así se expresó el Presidente sobre los objetivos de bajar la inflación, reducir la pobreza y el desempleo que su gobierno no logró hasta el momento. “La verdad es que tres años y medio para resolver los problemas económicos que hace décadas no se resuelven”, dijo el jefe de Estado.

No obstante, sostuvo que como también cree que puede seguir gobernando a partir del 10 de diciembre, solicitó a los opositores que “digan estamos de acuerdo, es así cómo (hay que hacerlo) y las vamos a lograr. Porque estos cuatro años han sido frustrantes en muchos aspectos porque en algunas cosas logramos acuerdo y en otras no, porque nos decían ‘no no, esto no se toca’”.

“La mejor manera de afirmar lo que queremos hacer es seguir haciendo lo que cada uno sabe hacer bien. Ustedes saben producir, agregar valor y generar trabajo. Y en esa dinámica es en la que tenemos que seguir convencidos que el 27 de octubre entre todos vamos a ratificar este rumbo”, expresó Macri.

Macri ratificó que si es reelecto cambiará el actual esquema de retenciones a las exportaciones agroindustriales por uno que grave con el impuesto a las Ganancias a la renta de este sector, al cual definió como “un motor central para la economía de la Argentina”.

“No creemos en ese impuesto, es un impuesto muy malo que castiga a aquel que quiere producir más. El impuesto más justo y solidario es el impuesto a las Ganancias. Es que cada argentino que con capacidad y talento de hacer, de producir y crear comparta parte de su trabajo con el impuesto a las Ganancias que solidariamente revierta sobre aquellos que necesitan más apoyo del Estado”, señaló.

Macri dijo que “el proceso de maduración (del plan económico) lleva su tiempo”, porque hay que “entender el qué, el cómo hacerlo, conseguir el comprador, venderlo, todo eso hasta que llega a que Juan en alguna localidad recibe de eso un empleo que le cambia la vida. Eso lleva un tiempo y no llegamos a muchos”.

“En el medio les ha sido muy duro a todos ellos. Por eso tenemos que encontrar la manera y la vamos a encontrar, para que en esta nueva etapa que comenzará en diciembre lo hagamos de una manera que no tengamos gente que se quede fuera de este proceso mientras lo logramos”, expresó.

Según evaluó Macri, la producción necesita urgente la estabilidad para que se puedan generar condiciones favorables al crédito con tasas de interés más bajas que las actuales, pero aclaró que “hoy al menos eso está en la agenda” del proyecto económico que él lidera y también en las propuestas de la oposición.

“Cuando yo lo vi en la agenda de propuestas del Frente de Todos dije: ‘bueno, esto es un cambio enorme’. Porque ellos tuvieron dos gobiernos de destrucción presupuestaria consecutivos y ahora ponen como eje el equilibrio fiscal. Que bueno, debatamos cómo lo vamos a hacer y aprobemos un Presupuesto sano”, sostuvo Macri.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente