La Pulga ingresó en el segundo tiempo del partido que terminó sin goles por la primera fecha del Grupo F de la Champions League.



Comenzó una nueva temporada de la Champions League y no fue lo que esperaba para el Barcelona que rescató sin goles ante el Borussia Dortmund en Alemania. Messi ingresó desde el banco pero no pudo marcar diferencias.

El encuentro comenzó parejo con ambos equipos combatiendo en la mitad de la cancha. Con el correr de los minutos, los locales se animaron con Sancho, Reus y Alcácer marcando diferencias adelante aunque sin tanta efectividad.



Por su parte, los españoles trataban de imponer su ritmo con un Luis Suárez que nunca se sintió cómodo para jugar.

Ya en el complemento, la superioridad de los teutones se notó en el juego, pero no pudieron trasladarlo al juego gracias a una estupenda actuación del arquero Marc-André ter Stegen.

Sobre los once minutos del complemento, Semedo le hizo penal a Sancho y nuevamente el portero alemán se hizo grande para atajarle el penal a Reus.

De inmediato, Valverde mandó a la cancha a Messi que volvía a las canchas de manera oficial tras disputar el pasado 6 de julio el partido por el tercer puesto de la Copa América con Argentina, cuando salió expulsado por su cruce con Gary Medel.

Al astro argentino, se lo notó falto de ritmo y no pudo marcar diferencias, aunque sobre el final lo tuvo.

Fue empate sin goles para un Barcelona que jugó en un muy bajo nivel y que gracias a su arquero no terminó perdiendo ante el Borussia Dortmund que dejó pasar una clara oportunidad de acomodarse en un grupo que será difícil por el buen nivel de sus participantes.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente