El tenista argentino no pudo con el austríaco en la definición del torneo y cayó por 6-3, 4-6 y 3-6.



Diego Schwartzman perdió con el austríaco Dominic Thiem, máximo favorito, por 6-3, 4-6 y 3-6 en la final del ATP 500 de Viena, que se disputó sobre cancha dura y cubierta por espacio de dos horas y 25 minutos.



El Peque, de 27 años, número 15 del ranking mundial, tuvo un sólido comienzo que le permitió llevarse a la primera manga luego de tres quiebres pero Thiem recuperó su mejor versión a partir del segundo set y justificó la consagración ante su público.

"Tomy fue demasiado bueno hoy. Felicitaciones para él y todo su equipo, sé lo duro que trabajan y la clase de personas que son. Somos amigos fuera de la cancha. Espero volver a este torneo el año que viene para tratar de ganarlo", declaró el argentino, que fue ovacionado por todo el público del Wiener Stadthalle.

El argentino mostró un alto nivel esta semana en la capital austríaca, donde eliminó sucesivamente al francés Pierre-Hugues Herbert, al estadounidense Sam Querrey, al ruso Karen Khachanov (segundo preclasificado) y al francés Gael Monfils, cuarto sembrado.

Con su derrota ante Thiem, que lo deja 2-5 en el historial entre ambos, Schwartzman quedó en las puertas de su cuarto título ATP tras coronar Estambul 2016, Río de Janeiro 2018 y Los Cabos este año.

El tandilense Juan Martín Del Potro, campeón de la edición 2012, sigue entonces como el único argentino campeón en Viena, donde Thiem rompió una racha de nueve años sin títulos para un jugador local luego que Jurgen Melzer levantara el trofeo de manera consecutiva en 2009 y 2010.

Thiem, de 26 años, número cinco del mundo, sumó 500 puntos para el ranking ATP y se acreditó un cheque por 474.295 euros.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente