La selección local se impuso por 28-21 y avanzó a los cuartos de final del encuentro.



Japón sorprendió a Escocia con una victoria por 28-21 en el Mundial de Rugby 2019, en un partido que decretó la eliminación de los europeos y selló el pasaporte nipón rumbo a los cuartos de final.



Con los 19 puntos conseguidos en la primera fase, Japón se colocó en el primer lugar del grupo A, lo que le permitirá evitar en cuartos de final al triple campeón mundial, Nueva Zelanda, y medirse el próximo domingo con Sudáfrica.

El partido se jugó en el estadio de Yokohama, al sur de Tokio, con una asistencia de 67.666 personas.




Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente