El Canalla derrotó como local al Tomba, por 5 a 2, y ganó después de 9 partidos, preservando la continuidad de su técnico, quien había dicho que si perdía dejaba el cargo luego de la goleada sufrida ante Estudiantes la fecha pasada.



Rosario Central goleó esta tarde a Godoy Cruz de Mendoza, por 5 a 2, salvó la continuidad de su entrenador, Diego Cocca y logró un triunfo clave en su lucha por escapar del descenso, en un emotivo encuentro jugado en el Gigante de Arroyito, por la duodécima fecha de la Superliga.

Los goles "canallas" fueron convertidos por el defensor visitante Tomás Cardona en contra, Emanuel Brítez y Ciro Ruis, en el primer tiempo, y por Fabián Rinaudo y Nahuel Molina, en el segundo.



Los descuentos del elenco mendocino, último en la tabla con apenas 6 unidades, fueron obra de Nahuel Arena y Tomás Badaloni, uno en cada etapa.

Central no podría haber comenzado mejor el partido porque al minuto y medio el "Colorado" Gil metió un buen tiro libre desde la izquierda, Brítez no llegó a tocarla de zurda pero sí lo hizo el defensor visitante Tomás Cardona, quien se metió el gol en contra, junto al segundo palo.

El local parecía otro equipo con respecto al último partido porque se adueñaba de la pelota en el medio, tocaba y desbordaba por las bandas, como a los 14m., cuando Molina llegó al fondo por la derecha y mandó un centro pasado al que Gamba no llegó por muy poco, de palomita.

Pero en la jugada siguiente Leonardo Gil mandó otro buen córner, el uruguayo García la peinó en el despeje y Emanuel Brítez la paró de pecho en el área chica y le pegó una volea de zurda para estirar la ventaja.

Sin embargo, Godoy Cruz hizo gala de su prolijo accionar con la pelota a ras del piso y tardó tres minutos en descontar, con una buena pelota de Brunetta a Arena, quien picó solo por la derecha y venció a Ledesma, con un tiro fuerte, bajo y al medio del arco.

Godoy Cruz volvió a llegar a los 25m., con un buen derechazo de Henríquez que rozó el travesaño, pero Central volvió a aumentar a los 29m., con un centro de Molina desde la derecha, que Breintenbruch cabeceó hacia el medio y que Ciro Rius tomó con una volea de derecha, como venía, para depositarla junto al primer palo.

En el complemento Central se perdió el cuarto a los 10m., en un córner de Gil desde la derecha que Miguel Barbieri cabeceó solo, pero que el "Morro" García salvó de cabeza en la línea.

Pero enseguida volvieron las sombras al Gigante de Arroyito cuando Ledesma salvó al córner un cabezazo de Cardona, a los 13m.; Brunetta remató alto a los 14m. y finalmente Godoy Cruz descontó a los 15m., en un córner de Brunetta desde la izquierda, que se desvió en el poste derecho y que Badaloni empujó en soledad en la línea, en una jugada en la que extrañamente Ledesma no puso un defensor en el primer palo.

Sin embargo, el partido volvió a ser de Central desde los 21m. cuando Nahuel Arena le metió un terrible planchazo a Gil en el área local y se fue expulsado por doble amonestación.

Entonces Central monopolizó la pelota, trianguló, volvió a desbordar por los costados y definió el partido con otros dos goles.

A los 30m., el volante Fabián Rinaudo -una de las figuras locales- recibió un pase de Gil afuera del área y le pegó, la pelota se desvió en Henríquez y entró junto al poste derecho, abajo.

Y a los 42m., el ingresado Agustín Allone mandó un córner pasado desde la izquierda, que Nahuel Molina -otra figura local- la empalmó con una volea de derecha, y la clavó abajo, junto al poste derecho, en uno de los golazos de la fecha.

Así, el elenco de Arroyito ganó un partido clave por el promedio y porque el propio Cocca se había puesto como límite cuando declaró que "si no le ganamos a Godoy Cruz, me voy", que incluyó una supuesta discusión con el defensor Matías Caruzzo en el vestuario, quien hoy estuvo en el banco luego de ser titular todo el torneo y campeón de la Copa Argentina.

 

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente