El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a generar revuelo y polémica, al sugerir la posibilidad de tratar el coronavirus con "una inyección" de desinfectante o aplicando "luz solar" en el cuerpo humano para poder así vencer a la Covid-19, la enfermedad generada por el virus.



"Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto, en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección dentro o casi una limpieza? Como pueden ver, llega a los pulmones y alcanza una cifra tremenda en los pulmones, por lo que sería interesante comprobar eso", dijo el mandatario, dirigiéndose al director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional, Bill Bryan.

Trump ha realizado esta sugerencia después de que Bryan realizara una exposición sobre las medidas para evitar la propagación del coronavirus, en la que ha señalado que el virus "muere rápido" cuando está expuesto a la luz solar.

A raíz de esa afirmación, Trump directamente ha pasado a preguntarle si se puede "meter luz solar dentro del cuerpo" para que venza al coronavirus. "Por tanto, supongamos que exponemos al cuerpo a una tremenda cantidad de luz, ya sea ultravioleta o solo luz muy potente. Creo que ha dicho usted que eso no se ha comprobado", dijo Trump, mirando a Bryan.

"Entonces yo digo, suponiendo que se pone la luz dentro del cuerpo, lo que se puede hacer a través de la piel de alguna otra manera, creo que usted ha dicho que van a comprobar eso también", planteó el presidente de Estados Unidos.

Trump siguió su argumentación sin base científica pasando a sugerir la posibilidad de "una inyección" de "desinfectante" en el cuerpo humano para que el organismo pueda acabar con la enfermedad generada por el coronavirus, sin llegar a detallar a qué desinfectante se refiere.

Tras la comparecencia de Trump, expertos científicos y sanitarios han criticado sus afirmaciones por considerar que son un mensaje irresponsable e "inadecuado" en términos sanitarios. "Esta noción de inyectar o ingerir cualquier tipo de producto de limpieza en el cuerpo es irresponsable y es peligrosa", ha asegurado el neumólogo Vin Gupta, en declaraciones a NBC News. "Es un método habitual para las personas que quieren matarse", ha remachado.

Además, Reckitt Benckiser, la empresa que produce los desinfectantes Lysol y Dettol, ha salido al paso para aclarar que "bajo ninguna circunstancia" estos deben "administrarse dentro el cuerpo humano (a través de inyección, ingesta o cualquier otra vía)".

La polémica también llegó al terreno político. El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden , ha publicado un tuit que comienza con dos preguntas, "¿Luz ultravioleta? ¿Inyectar desinfectante?", antes de abogar por ampliar el número de tests y equipos de protección para el personal médico.

El presidente de Estados Unidos ha propuesto en anteriores ocasiones en sus conferencias de prensa diarias que se utilicen tratamientos cuya eficacia no está demostrada para luchar contra el coronavirus, como es el caso de la cloroquina.

Fuente: EUROPA PRESS y LA NACION

Post a Comment