Un bebé de seis semanas murió debido al coronavirus, informó el miércoles el gobernador del estado de Estados Unidos de Connecticut, Ned Lamont.



El gobernador de Connecticut, Ned Lamont, anunció este miércoles que un bebé de seis semanas falleció tras contagiarse con coronavirus, por lo que podría ser la víctima fatal más joven del Covid-19.

“Es con un tristeza que me rompe el corazón que podemos confirmar hoy la primera fatalidad pediátrica en Connecticut ligada a la Covid-19”, informó Lamont en su cuenta de Twitter.

“Las pruebas confirmaron que el recién nacido dio positivo al Covid-19. Esto es absolutamente desgarrador. Creemos que esta es una de las vidas más jóvenes perdidas en cualquier lugar debido a complicaciones relacionadas con el Covid-19″, agregó la autoridad.

La Universidad Johns Hopkins indicó este miércoles que EEUU superó los 200.000 infectados con el nuevo coronavirus y que los pacientes muertos en el país norteamericano llegan a los 4.476 a la fecha.



En un intento por limitar la creciente propagación del virus, a más de 8 de cada 10 estadounidenses se les pide que se queden confinados en sus casas.

La Casa Blanca estima que la enfermedad podría matar de 100.000 a 240.000 personas si se cumplen las restricciones actuales, en comparación con 1,5 a 2,2 millones si no se adopta ninguna medida preventiva.


Post a Comment