Susana Giménez reveló cómo se enteró del fallecimiento de Silvia "Goldy" Legrand, actriz y hermana gemela de Mirtha Legrand . Además, la conductora contó cuál fue la reacción de la diva de los almuerzos al recibir la triste noticia.

VIDEO: Susana Giménez quebrada ante la muerte de Goldy Legrand

"Estoy muy triste, muy triste. Para mí Goldy era muy importante en mi vida, hablábamos mucho. Siempre me decía 'acordate que desde que no está Luci, que era mi madre, estoy yo y siempre te voy a mirar'", recordó en diálogo con Telefe Noticias.

Según trascendió, Goldy falleció en su casa de Olivos por un infarto, mientras dormía. Entre lágrimas, la conductora contó cómo conoció la noticia: " Me lo dijo Chiquita, ¿entendés? Y eso me dejó peor, porque yo empecé a gritar como loca y ella también. Tenía miedo de que le haga mal, entonces le dije: 'Chiqui, te va a hacer mal, basta'. Y me dijo que sí y cortó".



Lo que más lamentó la diva de los teléfonos es no poder acompañar a Mirtha: "Yo sé que está con Marcela [Tinayre], pero es muy duro. Ellas eran una sola persona . La Chiqui hablaba todos los días con ella. Terminaba el programa y ella [Goldy] le decía todo de la ropa, lo que dijiste...", dijo Susana.

"Goldy era una persona muy cálida y amorosa , no hay personas así, por eso Dios la premió con esa muerte pacífica, porque se acostó y no sintió nada, nunca más se levantó. Era un ser de luz, era una maravilla", relató.

Además, la conductora recordó -con la voz entrecortada- la última vez que habló por teléfono con Silvia Legrand. "Lo peor es que yo había hablado con ella ayer o anteayer y me mandó una torta enorme que decía: 'Para Susana y Mercedita, mi familia del alma'".

La conductora, además, recordó los regalos que se hacían entre ellas: "Siempre me mandaba libros fabulosos. Todo era amor. Yo le mandaba bombones y siempre le traía alguna cosa de mis viajes. La adoré, a toda su familia, pero con Goldy hablaba más porque tenía más tiempo".

Susana agregó que Goldy también le mandó un regalo. "Me dijo: 'Quiero vertelo puesto en La Mary, en el campo", recordó. "Sabíamos que alguna vez iba a pasar, pero uno cree que la gente que uno ama es inmortal y ella era muy cariñosa", sostuvo.

"Estaba muy bien. De la cabeza ni hablar, porque las dos son mágicas. Lo único que yo le noté es que hablaba más despacito que de costumbre, como si tuviera menos fuerza. Pero igual hablamos una hora, a ella le gustaba mucho hablar por teléfono".

Sobre el rol maternal que tuvo Goldy en su vida, Susana recordó: "Hasta en la India me llamó. Nunca dejó de llamarme en un cumpleaños. Nunca en su vida. Estando en los lugares más insólitos recibía la llamada de Goldy".

Fuente: LA NACION

Post a Comment