El escándalo se desató tras la difusión de su aparición en la televisión años atrás, donde aseguró que se dedica a la cocina desde los 12 años.

Polémica en #BakeOffArgentina: Acusan de

Samanta Casais es una de las semifinalistas del reality show de cocina “Bake Off Argentina“, que busca al mejor pastelero amateur del país. La joven, de 29 años, era una de las favoritas del público hasta hace unas semanas.

Sin embargo, en los últimos días, la participante se vio envuelta en escándalo luego de que comenzara a circular en las redes sociales un video que ella misma filmó, que levantó las sospechas de la audiencia, al presentarse como la posible ganadora del certamen.

Pero la polémica no quedó ahí. Al parecer, Casais es una pastelera profesional y no amateur, requisito que les exige a sus participantes el concurso que se emite todos los domingos por la pantalla de Telefe.

De hecho, hace poco más de dos años apareció en otro programa y afirmó que cocinaba “desde los 12 años”. El hecho ocurrió en abril de 2017, cuando acudió a un ciclo del canal televisivo C5N, junto a su madre. Ambas enseñaron en vivo cómo elaborar huevos de pascua.



“Desde los 12 años vendo tortas. En realidad, mi mamá engañaba a los clientes y decía que las hacía ella para que se las compraran. Siempre me gustó cocinar, siempre me gustó la pastelería”, expresó Samanta en el programa “Tarde Xtra”, magazine conducido por Agustina Casanova.

El “Samantagate” no quedó ahí. Además, la participante de “Bake Off” señaló que que tenía un local en el barrio porteño de San Telmo, donde vendía sus creaciones. “Aprovecho para decir que estamos en San Telmo, en Piedras 828”, aseguró en ese momento.

Así y todo, esa no fue la única aparición que hizo Casais en el programa. Un año después se presentó en el noticiero para preparar, en esa oportunidad, una torta rogel.

El escándalo surgió no solo porque Samanta se presentó en “Bake Off” como una “empleada administrativa”, sino porque, además, como se indicó antes, el reglamento del certamen culinario expresa que solo pueden participar pasteleros “aficionados”, es decir, que no presten servicios profesionales.

“Tendrán prohibida su participación aquellas personas que hayan prestado sus servicios como pasteleros y/o panaderos profesionales con anterioridad a la fecha de publicación de las presentes reglas de participación, o tengan comprometidos sus servicios con anterioridad y/o durante la vigencia del concurso”, detalla.

“Se entiende como pastelero y/o panadero aficionado aquella persona cuya principal fuente de ingresos no provenga de la actividad de la pastelería y/o panadería. Asimismo, tendrá prohibida la participación toda persona que hubiere obtenido un título oficial de carreras vinculadas a la pastelería y/o panadería, o que estuviere cursado una carrera vinculada a la pastelería y/o panadería que otorgue un título oficial durante la duración del proceso de selección y/o concurso”, continúa.

Tras lo ocurrido, los fans se le pusieron en contra en las redes sociales y citaron las reglas, más precisamente las bases y condiciones para participar en la competencia, donde queda claro que el concurso tiene la finalidad de encontrar al mejor pastelero no profesional de la Argentina.

Ante esta revelación, explotó la bronca contra ella y el público ahora la considera una estafadora. Cuestionan qué ocurrirá con su participación a días de que se defina el ganador en la gran final. ¿Será sancionada o expulsada?

Post a Comment