Es por el caso del ataque a Gerardo Morales



El Tribunal Oral Federal de Jujuy dió a conocer hoy el veredicto en un juicio contra la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, por un ataque al ahora gobernador Gerardo Morales en 2009. Pero dos horas antes, la dirigente y los otros imputados dijeron sus últimas palabras.



"Siento mucho dolor interno por la injusticia que estamos viviendo, porque no robamos nada, hemos trabajado y dignificado a miles de compañeros. Ese fue nuestro pecado", se lamentó Sala ante del tribunal. "Dignificar a los que menos tienen me significó estar sentada en este sillón", insistió.

"Mis padres me enseñaron a educarse, a no mentir, a progresar en la vida y a trabajar, y eso enseñamos. Porque trabajar es dignificarnos. La cultura del trabajo es muy importante, tratamos de volver a instalarla después década del 90, del 2001, cuando De la Rúa y algunos que destruyeron el país nos conformaban con un plan trabajar y nos decían que había que recibir sin trabajar. Volvimos a instalar la cultura del trabajo, volvimos a inculcar también que había que construir nuestra propia vivienda, nuestro propio futuro, sin pensar en comer hoy, sino hoy, mañana y pasado. Y que los pobres tenemos derecho. Lamentablemente nunca me podría haber imaginado que este costo iba a pagar, de que iban a judicializar las protestas", concluyó Sala.



Post a Comment