Luis Caputo sobre el dólar: "No estamos buscando un precio en particular, sino que se genere estabilidad"

Aseguró que entre sus prioridades está desarmar la "gran pelota" de las Lebac



El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Luis Caputo, brindó una serie de entrevistas para referirse a los desafíos que afronta en el nuevo cargo.

"Desde el minuto uno este Gobierno bregó por un tipo de cambio flotante. La participación del Central en el mercado está supeditada a alguna anomalía, volatilidad o iliquidez, precisó Caputo en declaraciones a La Nación.

Consultado sobre el resultado de la licitación de los Lebac, el funcionario explicó que salió un poco mejor de lo que estimaban

"Pensábamos que iba a estar en 50% de refinanciación y fue un 60%. Porque muchos bancos iban a pasarse a Lelic (letras de liquidez del BCRA a siete días) por el bono que sacamos, y porque ya empezamos con la cancelación de letras intransferibles y las Lebac. Este es un mensaje potentísimo. Ya estamos limpiando el balance del Banco Central. Además, otros entes públicos, como el FGS, y la provincia de Buenos Aires, no iban a renovar porque necesitaban la plata para el pago de aguinaldos".

Acerca de cómo continúa la recompra de Lebac, indicó: "Hay una meta de cancelarlas en tres años. Está en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Mi objetivo es hacerlo antes. Pero tenemos tiempo y para hacerlo necesitamos financiamiento".

Por otro lado, el funcionario afirmó que el Gobierno siempre tuvo "claro que había que acelerar el ritmo fiscal".

"Pero la política es el arte de lo posible. Cuando tenés minoría en ambas cámaras y no tenés todo el poder necesario, hacés lo que podés. Esto (por la asistencia del Fondo) de alguna manera suplió esa debilidad que teníamos desde el día uno", completó.

Al referirse al atraso cambiario, el titular de la entidad bancaria afirmó que "no hay".

"Hoy tenemos el tipo de cambio real más alto de los últimos nueve años. Hoy atraso no hay, definitivamente. Cuando le preguntaron sobre su la suba del casi 50% del dólar desde diciembre se debe a una 'mala praxis' de la gestión anterior, o si está acordada una depreciación del peso con el FMI, argumentó: "El Fondo no nos pide ninguna depreciación real de la moneda, está contento con la política de un tipo de cambio flotante.

Otro de los temas a los cuales se refirió Caputo fue al expresidente del BCRA, Federico Sturzenegger y su renuncia del cargo,

"A mí me parece que ha hecho un supertrabajo. Más allá de eso, hay medidas para tomar. Las que hemos tomado ayudaron mucho a llevar calma. Lo que hemos visto en estas 48 horas es una prueba de eso. Pero, por supuesto, vamos a seguir tomando medidas. Tengo varias cosas en carpeta", dijo.

Por otro lado, Caputo expresó a qué se debió el aumento de la tasa de interés para la Lebac al 47%: "Las tasas subieron naturalmente porque cerramos los grifos para no financiar al que eventualmente quiera ir al dólar. Obviamente la primera medida es siempre cerrar los grifos y en ese contexto la tasa de corto sube. Pero es sólo con el objetivo de que el mercado llegue a un equilibrio pronto y ahí corrige", sostuvo en declaraciones a Clarín.

"La más importante fue cortar, desde junio, el financiamiento al Tesoro. Es algo fundamental. Pero también vamos a ir una combinación de políticas fiscal y monetaria con más cohesión", indicó.

Consultado sobre cómo no se habla más del dólar en un país como la Argentina, el exministro de Hacienda habló de dos teorías.

Una dice que la volatilidad mayor hace que uno se acostumbre a que el precio suba y baje. Y del otro lado están los que dicen que lo mejor es que no haya volatilidad.

"Yo creo que va más allá de esas dos posiciones sobre el tipo de cambio. El tema tiene que ver con la estabilidad y no hemos logrado nunca en 70 años es tener estabilidad. Si no tenemos estabilidad uno le recuerda a las personas el tema del dólar cada 5 o 10 años. Y para lograr estabilidad hay que tener disciplina fiscal, credibilidad, inserción inteligente en el mundo, inclusión financiera".

Y sobre si lo sorprendió la crisis respondió que "poco". "Desde hace tiempo consideraba que era un escenario que podía pasar. Uno no tiene la bola de cristal pero sí en nuestra función es importante ser preventivos. Por eso tomamos el financiamiento en enero. Se venía gestando todo esto en los mercados internacionales y era una posibilidad.

Por otro lado dijo: "¿Era obvio? Obvio no hay nada en los mercados porque si así fuera los precios de los activos ya lo hubieran registrado en ese momento mismo. Y en este contexto, sin haber prefinanciado el 80% del año en dos meses, habría sido diferente la situación hoy. Por suerte fuimos precavidos. Muchas veces el movimiento se exagera porque al mercado le gusta ver que uno se pone adelante del problema", concluyó.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.