Carrió no le da respiro a Macri y el PJ dice que condiciona al presidente

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró ayer que el presidente Mauricio Macri “es el garante de las luchas” que la diputada oficialista Elisa Carrió “ha defendido desde siempre”.

El funcionario cuestionó el pedido de juicio político que impulsa la líder de la Coalición Cívica contra el jefe de la cartera de Justicia, Germán Garavano, al sostener que el Gobierno “ha luchado para que no haya impunidad y que seamos todos iguales ante la ley”.

“El presidente es el garante de las luchas que Carrió ha defendido desde siempre; la lucha contra la corrupción, contra las mafias, contra la impunidad y por tener un Estado más transparente”, señaló durante una entrevista con Radio 10.

Frigerio defendió los dichos de Garavano que generaron la denuncia de la diputada y consideró además que el tema de las prisiones preventivas “es algo que hay que discutir en el Congreso”.

“Él no plantea que los presidentes tengan coronita o un tratamiento diferente ante la ley, pero también es cierto que tener a un presidente que termina preso habla mal de nuestro país”, precisó.

El escenario de división en Cambiemos tras la ofensiva de Carrió contra el ministro e incluso el presidente Macri, ha dejado una puerta abierta para que la oposición erosione al oficialismo.

Fue el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien sostuvo ayer que ve “a un presidente muy condicionado” por la diputada Elisa Carrió y que “eso no ayuda mucho”.

El mandatario provincial consideró que la líder de la Coalición Cívica “subestima el nivel de desesperación de la gente para con la política y por eso tira de la cuerda” al pedir el juicio político contra el ministro de Justicia.

Urtubey remarcó que la referente oficialista “dijo siempre lo que pensaba”, por lo que la acusación contra el funcionario nacional “no puede sorprender a nadie del Gobierno ni de afuera del Gobierno”.

“No sé si la palabra es miedo, pero parece desde afuera, como espectador, que uno ve a un presidente muy condicionado por Elisa Carrió y eso no ayuda mucho”, analizó.

El dirigente remarcó también que “todos deberíamos estar sin fueros”, incluso la ex presidenta y actual senadora nacional, Cristina Kirchner.

El dirigente opositor cuestionó la administración del presidente Macri, aunque opinó que hay que “apostar a ser mejores y no a que le vaya mal al que está gobernando”.

“Al oficialismo le está yendo muy mal, tiene todavía el 25% restante de gestión, puede enderezar un poco la situación, pero lo que había generado en un sector de la población durante la campaña, está claro que no se cumplió”, criticó.

“Como dirigente peronista, lo que más me preocupa es cómo se reduce la pobreza con estas políticas que no ayudan y que destruye el trabajo que uno está haciendo”, señaló.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.