Con nuevos acuerdos por sector, buscan mejorar las cifras de empleo

Tras la debacle económica que se viene arrastrando este año, con un devaluación de más del 100 % y una inflación que finalizará por encima del 40%, el gobierno busca recuperar el nivel de empleo reeditando el objetivo de los acuerdos sectoriales, tomando el ejemplo concreto de Vaca Muerta.

Fuentes del gabinete de los ministerios de Hacienda y Producción y Trabajo aseguraron a “Río Negro” que hay una caída de la generación del empleo en este año, especialmente a partir del segundo trimestre y en especial, el tercer trimestre.

“Hemos visto un deterioro del empleo a partir del segundo trimestre. Pero la crisis cambiaria y del nivel de actividad se profundizó en el tercer trimestre, por lo cual, las cifras que vemos de empleo han empeorado y también la desocupación”, admitió un funcionario de Producción.

De allí es que se resolvió avanzar en determinadas iniciativas para generar condiciones que puedan revertir esa situación en un plazo relativamente breve.

“Río Negro” anticipó hace dos semanas que comenzaron a desarrollarse las mesas sectoriales, llevadas a cabo por el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en diversos puntos del país.

Ahora, para el comienzo de noviembre, fuentes de esa cartera adelantaron que se conformarán también conversaciones con distintos sectores a fin de lograr acuerdos laborales por rubros.

El ejemplo de Vaca Muerta es como un ícono a seguir y de allí es que a partir del próximo mes se desarrollarán conversaciones con los representantes de cámaras empresariales y sindicatos a fin de lograr compromisos de mantener el empleo. “Estamos en un período de recesión pero vemos que paulatinamente, con la estabilidad cambiaria y quizás en poco tiempo con algo más de oxígeno que podría darse en alguna baja de tasas, hay sectores que estarían en condiciones de mejorar su nivel de actividad y de empleo”, dijo otro funcionario del gabinete económico.

En principio, en las carteras de Hacienda y de Producción están analizando detenidamente la evolución de los sectores exportadores, a los que se considera que han sido los primeros beneficiarios de la megadevaluación que sufrió el país este año.

Hay rubros como energéticos, petroquímicos, químicos y plásticos a los cuales se los observa como posibles de iniciar acuerdos de competitividad y mejorar las posibilidades de generación de empleo.

“En algunos sectores es posible que haya algún tipo de flexibilización en función de posibilidades de inversión y de generación de puestos de trabajo”, agregó la misma fuente.

Otros sectores que se observan con reacción algo más animada tras la devaluación son los productos primarios y las posibilidades de aumentar las exportaciones de esos rubros con mayor valor agregado, lo que implicaría abrir más puestos de trabajo.

En ese aspecto en el gabinete económico no sólo se habla de nuevas condiciones laborales en el sector agropecuario, sino otros de la producción primaria como minería y pesca. El sector automotriz, autopartes y también motos son otros rubros que el Gobierno observa con oportunidades de generación de empleo, a pesar que en estos momentos muestran una dura realidad por la caída de ventas, aunque confían que hacia fin de año las mismas comenzarán a recuperarse.

Las últimas cifras del Indec dan cuenta que en el segundo trimestre de este año la desocupación subió casi un punto al situarse en el 9,6%.

En el segundo trimestre del año pasado la desocupación se ubicaba en el 8,7%. No se descarta que se vuelva a los dos dígitos y de allí el apuro por generar condiciones de empleo un poco más flexibles para que se recuperar la generación de puestos de trabajo.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.