El peronismo ya largó la campaña

El peronismo ya agarró ritmo de campaña de cara al 2019. Los actos por el 17 de octubre dejaron bien dibujado el mapa actual del justicialismo, que se divide de forma cada vez más marcada a pesar de los llamados a la unidad de uno y otro lado: Cristina Kirchner sigue siendo, para muchos, el límite de cualquier integración. El PJ “no K” Federal, de los gobernadores, Sergio Massa, y Miguel Pichetto, se juntó en Tucumán, donde el gobernador Juan Manzur y el gremialismo aglutinaron una imponente masa militante. La conducción de la CGT fijó posición: estuvieron en Tucumán los dos triunviros que le quedan, Héctor Daer y Carlos Acuña, junto al histórico Luis Barrionuevo, de grandes vínculos con el massismo. Mientras tanto, el peronismo K, -cuya pata sindical el moyanismo y la CTA de Hugo Yasky- llama a la unidad de todos los sectores en tanto sea en contra del macrismo y avanza en la construcción de Unidad Ciudadana en expresiones provinciales para complicar a los gobernadores del PJ federal.

El recorrido del PJ federal recién comienza pero, desde la foto de los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba), con Pichetto y Massa, empieza mostrar una estructura más estable, y en Tucumán tuvo su expresión. Según afirman en los cuatro sectores, la foto se ampliará pronto con otros mandatarios y dirigentes, incluso fuera del peronismo, con el armado progresista de Margarita Stolbizer y Miguel Lifschitz. Primeros pasos: ni siquiera está definido hoy como será la mecánica de definición de candidatos: “si hay claros ganadores en las mediciones, se acordarán listas, si está peleado iremos a internas”, anticipan entre los gobernadores y avisan: “dentro del frente que armamos cada uno irá, en los próximos meses, aglutinando caudal político por su cuenta, sumando figuras, y luego se verá cómo están las cosas”. Por ahora, los nombres del PJ aparecen terceros, bastante atrás de Cristina, en las encuestas.

El jueves hubo en el país múltiples actos peronistas, 5 fuertes y 3 centrales: dos del kirchnerismo (Buenos Aires y Corrientes) y un del PJ federal, en Tucumán, el más nutrido en términos de movilización y señales: quizás una anticipo de lo que se viene, se escucharon los discursos durísimos como no se habían oído el sector dialoguista. En ninguno faltó el llamado a la unidad. Curiosamente, las concepciones de “unidad” dividen.

“Es unidad sin el kirchnerismo, o sin los actores centrales. Hay diferencias en el peronismo federal, pero en última instancia es unidad sin Cristina”, dicen cerca de Urtubey. “Con la pata K no hay ninguna intención de unirse”, aseguran hoy cerca de Massa. “Es unidad del peronismo, y Unidad Ciudadana no es parte del peronismo”, repiten cerca de Pichetto. Para el kirchnerismo, por otro lado, unidad es unidad de toda la oposición.

La CGT dio una señal. Daer, que hace diez días había cuestionado la foto de Massa, Pichetto, Urtubey y Schiaretti, estuvo en Tucumán e incluso fue uno de los oradores. El sindicalista -que, cada vez más duro contra el gobierno, ya preanunció un paro general para noviembre- aboga por una unidad más amplia, que incluya también a sectores kirchneristas.

Mientras tanto, el kirchnerismo apuesta a la construcción de Unidad Ciudadana, como alanza opositora peronista y no peronista, en distintas provincias, lo que podría complicar la reelección de mandatarios del PJ federal. El viernes se lanzó en San Juan, de la mano de José Luis Gioja que buscará pelearle la gobernación a Sergio Uñac. Sería sólo el comienzo.

P: ¿Qué reflexión deja la multiplicidad de actos peronistas del miércoles?

R: Deja varias: primero la fortaleza que tiene el espacio político opositor concentrado claramente en el peronismo. Segundo, que independientemente de que fueron actos distintos, en todos estuvo presente el discurso de la unidad. Y lo tercero que quizás como nunca desde que empezó el gobierno de Macri, aparecen todos los sectores de la oposición fuertemente opositores. Los sectores que eran más conciliadores tienen ahora discursos y posiciones muy críticas sobre el modelo que lleva adelante el presidente Macri.

P:Pero esa unidad parece no ser la misma para ninguno.

R: Nosotros planteamos que hay que conformar un gran frente político opositor que tiene que estar integrado por los partidos políticos opositores, encabezados por el PJ, el movimiento obrero en todas sus variantes, organizaciones sociales, organismos de derechos humanos, organizaciones empresarias, colectivos de mujeres... eso tiene que ser un gran frente político que tiene que tener una expresión electoral. Si en esa expresión no coinciden las miradas, se tiene que terminar resolviendo utilizando virtuosamente el instrumento de las PASO, y luego competir, en una única forma, con lo que va a ser el intento de reelección del gobierno.

P: ¿Es conciliable con la opinión que hay de unidad en el PJ federal, donde “unidad” es sin el kirchnerismo o al menos sin Cristina?

R: Si dicen con Cristina no, con el kirchnerismo no, evidentemente es imposible de conciliar. Pero en algún momento lo tendrán que decir públicamente y quedará expresado claramente que quien no quieren la unidad es ese sector. Y objetivamente estarán trabajando directamente a favor del oficialismo, porque hay que entender que la principal estrategia del oficialismo para retener el poder es la división de la oposición. Quien sea funcional a esa estrategia tendrá que hacerse responsable de sus propias decisiones políticas. Y también hay que decirlo claramente: no quieren ir a unas PASO con el kirchnerismo porque pierden, creen que pierden. Tendrán que definir ellos que quieren hacer.

P: ¿Alcanza con ser opositor al gobierno para la unidad?

R: Queremos hacer una coalición opositora que pueda representar al 70% de los argentinos que hoy está en desacuerdo con las políticas económicas y sociales que lleva adelante el gobierno nacional. En ese 70%, todos tenemos un acuerdo en el desacuerdo: no queremos que siga Macri. Pero ese 70% de argentinos nadie puede pensar que somos todos kirchneristas o peronistas. Entonces, tenemos que tener una coalición lo más amplia posible para representar a ese 70% de argentinos.

P: El programa político es el rechazo a la política del gobierno?

R: No, que ganemos depende que seamos capaces de construir una propuesta política que vuelva a enamorar a los argentinos, capaz de devolverle esperanzas. No creo que la posición nuestra sea tratar de ganar la elección por defecto, por los desastres del gobierno, sino que tenemos que ganar por afecto, re-enamorando al pueblo argentino, con propuestas del futuro. Depende de que encontremos las propuestas, ideas, valores, que enamoren al pueblo.

P: ¿Qué dejó el 17 de octubre?

R: Sustancialmente, para la sociedad en la actual crisis, nada. Se trató de rememorar una fecha importante para los peronistas, una fecha fundacional. Como señal política, sí, la visión de que hay un peronismo que intenta constituirse como alternativa al gobierno de Cambiemos.

P: ¿Qué es la unidad para PJ federal?

R: Es una construcción que permita al final del camino una arquitectura electoral para llegar al triunfo. Pero falta mucho tiempo todavía, todo lo que venimos trabajando en el peronismo federal tiene que ver con esa preparatoria necesaria para que al momento oportuno definamos cuál va a ser la arquitectura electoral más conveniente, para que las aspiraciones de los distintos grupos se puedan consolidar en una candidatura representativa de la totalidad.

P: La duda central es qué pasa con el kirchnerismo, con Unidad Ciudadana.

R: Primero hay una decisión que tiene que tomar unidad Ciudadana, que es prioritario para que definamos una estrategia. Qué va a hacer, cómo va a competir. Todos hacen especulaciones en torno a la supuesta intención de voto que pueda tener su máxima referente, Cristina Kirchner. Nosotros no tenemos que adelantarnos, hay que poner el carro andar y los melones se acomodarán solos.

P: Bueno allí ya definieron que quieren una unidad de toda la oposición. ¿Es posible?

R: No puedo dar una respuesta categórica a esta pregunta. Hay sectores que no están convencidos, otros que sí, y habrá que transitar el tema. Tampoco es lo prioritario, lo prioritario es consolidar una alternativa. Y ahí también hay que tener la amplitud para generar el espacio para otras fuerzas políticas. Tampoco con el peronismo alcanza. Tenemos que tener una visión de amplitud, que nos va lleve, por ejemplo, a discutir una opción opositora con el progresismo, el socialismo, otras fuerzas. Si nosotros pensamos que sólo se trata de una cuestión de reparto de cargos para determinados dirigentes políticos, nos vamos a equivocar: en eso sí somos categóricos, argentina está necesitando imperiosamente construir una oposición sobre la base de 6 o 7 temas que tengamos compromiso, entre ellos educación y federalismo.

P: Su discurso el 17 fue el más duro que se escuchó hasta ahora desde el PJ federal. ¿Se puede esperar un endurecimiento de acá a las elecciones?

R: Es que nosotros tenemos la obligación de representar las graves vicisitudes por las cuales está atravesando la nación. Nosotros hemos sido democráticos, hemos aceptado la decisión de los ciudadanos cuando eligieron como presidente a Macri. Y le hemos dado gobernabilidad con instrumentos que eran absolutamente necesarios para salir del encierro que teníamos. Por supuesto que tuvo un costo político, y nosotros lo aceptamos, porque lo hicimos con responsabilidad, y esto quizás nos diferencia de algunos referentes que hacen planteos antidemocráticos. Pero somos la oposición, no cogobernamos, tenemos que señalar el sentir de las personas que hoy están padeciendo una política económica que nunca dio aciertos. El gobierno se ha cerrado a esta idea del cierre de las cuentas públicas como si el Estado fuera una empresa, y no lo es. Tiene que tener políticas públicas activas para desarrollar la economía, el consumo, para que el aparato productivo se ponga en funcionamiento. Y no es con la receta del FMI, que es una receta probada que no funciona. Cómo no vamos a ser críticos si los propios socios de la fuerza gobernante son críticos de esto.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.