Enviaron bombas a la casa de los Clinton, a la oficina de Barack Obama y a la cadena CNN



Nueva York ha vivido este miércoles una mañana de sobresalto tras el hallazgo de varias bombas de tubo en sobres de correo enviados al expresidente Barack Obama y la excandidata presidencial Hillary Clinton y varios políticos del Partido Demócrata. Los paquetes sospechosos fueron localizados en controles rutinarios de correo en la residencia de los Clinton en Nueva York el martes por la tarde y esta mañana se ha detectado el sobre dirigido a los Obama.



Conforme las autoridades investigaban los envíos a los exdirigentes demócratas, la cadena CNN se ha visto obligada a interrumpir su emisión al detectar otro explosivo "activado" y un paquete con un polvo blanco en la sala de correos de la sala de Time Warner en Nueva York. El edificio ha sido evacuado mientras se desalojaba el dispositivo y, según fuentes oficiales consultados por el medio, estaba dirigido al exidrector de la CIA John Brennan, que colabora con MSNBC pero no con CNN.

Horas después, el presidente Donald Trump ha condenado el ataque "infame" y ha llamado a la unidad: "En estos tiempos tenemos que unirnos y enviar un mensaje político fuerte, [que las] amenazas y la violencia política no tienen cabida en Estados Unidos", ha dicho entre aplausos. Trump ha reconocido que, aunque EE.UU. es un "estado muy bipartidista", el Gobierno está "profundamente enfadado" con los hechos.

Este lunes se detectó otro paquete explosivo enviado a la vivienda del millonario, filántropo y activista George Soros, gran contribuyente a las cuentas del Partido Demócrata y muy criticado por la extrema derecha. La oficina de la demócrata Debbie Wasserman en Florida también ha sido evacuada por la presencia de otro paquete que, según CNN, iba dirigido al exfiscal general Eric Holder y la representante demócrata y crítica de Trump Maxine Waters también ha sido objetivo, según ABC News.



Mientras el gobernador demócrata de Nueva York, Andrew Cuomo, atendía a los medios fuera de la sede de CNN, su oficina desalojaba otro paquete sospechoso, por lo que cree que "no sería sorprendente" que se detecten más incidentes similares.



El investigador del FBI encargado del caso, Bryan Paarmann, ha explicado en rueda de prensa que trabajan con la hipótesis de que "uno o varios individuos" estén detrás de todos los envíos.

Los agentes abrieron la investigación el lunes ante el incidente en la vivienda de Soros. Según el análisis preliminar de los paquetes, los enviados a los Obama y los Clinton son muy similares. Del mismo modo, también investigan la sustancia blanca hallada en Time Warner.

Los Servicios Secretos estadounidenses han abierto una investigación "criminal" a nivel federal, estatal y local para "determinar la fuente de los paquetes e identificar a los responsables". Entretanto, han pedido a los ciudadanos que mantengan la calma ante el refuerzo de las fuerzas de seguridad en la ciudad -incluidos medios de comunicación- y apelan a la colaboración ciudadana en caso de detectar cualquier anomalía.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.