Según una encuesta, se achicó la diferencia entre Bolsonaro y Haddad

La ventaja del ultraderechista Jair Bolsonaro se redujo frente a su adversario, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), según una última encuesta de Ibope divulgada el martes por la noche de cara albalotaje presidencial del próximo domingo en Brasil.

La ventaja de Bolsonaro retrocedió de 18 a 14 puntos en una semana, de acuerdo a la encuesta publicada por la TV Globo y el diario O Estado de Sao Paulo.

Así, en votos válidos, Bolsonaro cayó en una semana del 59% al 57% y Haddad subió de 41% a 43%, de acuerdo al relevamiento de Ibope. El sondeo captó, según explicó Ibope, lo ocurrido durante el fin de semana: la denuncia del financiamiento ilegal de campañas por Whatsapp por parte de empresas que apoyan al ex capitán del Ejército y una declaración sobre “encarcelar o exiliar a opositores” a su eventual gestión.

Te puede interesar: Seis puntos para entender el balotaje presidencial en Brasil

Bolsonaro logró el 46% de los votos en la primera vuelta, contra el 29% de Haddad, el delfín del detenido y condenado por corrupción ex presidente

Luiz Inácio Lula da Silva, quien fue inhabilitado para participar por la justicia electoral.

Según Ibope, se redujo de 41% a 37% el número de los que votarían a Bolsonaro “con total seguridad” y aumentó el rechazo, de 35% a 40%, al

candidato que durante sus dos décadas de diputado defiende la tortura y la dictadura militar.

El rechazo a Haddad cayó del 47% al 41%, según Ibope. Bolsonaro se encuentra en su residencia en un barrio cerrado de Barra de Tijuca, zona oeste de Río de Janeiro, recibiendo aliados y grabando videos, en su estrategia por no arriesgar la amplia ventaja para convertirse el domingo en presidente.

En diálogo con una radio de Piauí, de la región nordeste, donde domina el PT de Haddad, dijo que en su gobierno no habrá más “política de tratar como pobrecitos” a los negros, gays y mujeres.

En ese sentido rechazó los cupos raciales para acceder a la universidad pública que instaló Haddad como ministro de Educación durante el gobierno de Lula, una política que fue avalada por un fallo de la corte suprema en 2011.

Más información: Bolsonaro ¿será una amenaza para la democracia de la región?

“La política de cupo de afrodescendientes está equivocada. El 70% de ellos viven bien y no la necesita. Hay que poner un cupo social, para no dividir a la sociedad. No debe haber clases especiales por el color de piel u opción sexual. Le irá mejor a quien se empeñe con su esfuerzo personal”,

dijo Bolsonaro.

Repitió que buscará tipificar como “terrorista” al Movimiento Sin Tierra, que lucha desde hace tres décadas por la reforma agraria. “Un movimiento social no puede tener impunidad, hay que defender la seguridad jurídica de los ruralistas”, dijo a TV Cidade Verde, de Piauí.

En otro tramo, Bolsonaro dijo que para luchar contra el racismo es necesario no hablar del tema. “Es como cuando éramos chicos, no había

bullying, el gordito le pegaba a todos, hoy el gordito llora. No puede haber política para eso, todo son pobrecitos, pobrecito el negro, pobrecito

el gay, pobrecito el nordestino, hay que terminar con eso, ser iguales ante la ley”.

Haddad, por su parte, calificó de “soldadito de lata” al ex capitán delEjército “por escapar de los debates”: Bolsonaro es el primer candidato de

la historia brasileña que decide ausentarse de los debates en la segunda vuelta electoral presidencial.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.